Mercados

Dudley de la Fed pide una "pausa" en alza de tasas mientras EU reduce cartera de bonos

En los últimos tres meses, la Reserva Federal ha elevado las tasas dos veces en los últimos tres meses y, de acuerdo a las previsiones de las autoridades del organismo, planea ajustar las condiciones de endeudamiento tres veces en cada uno de los dos próximos años.
Reuters
07 abril 2017 13:32 Última actualización 07 abril 2017 13:51
Dudley

(Bloomberg)

El presidente de la Fed de Nueva York, William Dudley afirmó este viernes que la Reserva Federal podría en el futuro evitar elevar las tasas de interés al mismo tiempo en que empieza a reducir su cartera de bonos por 4.5 billones de dólares, lo que generaría apenas una "pequeña pausa" en los planes de ajuste monetario del banco central.

"Presumiblemente, al momento en que se toma la decisión sobre la hoja de balance uno querría aplazar la decisión sobre las tasas de corto plazo para asegurarnos de que lo de la hoja de balance no llegue a ser una resolución más potente de lo que se quería inicialmente", dijo 

Los comentarios arrojaron más luces sobre el plan que la Fed está desarrollando para detener las refinanciación de sus bonos, tal como lo ha estado haciendo hasta ahora, en una acción que finalmente le permitirá empezar a disminuir su gigantesca hoja de balance.

La Fed ha elevado las tasas dos veces en los últimos tres meses y, de acuerdo a las previsiones de las autoridades del organismo, planea ajustar las condiciones de endeudamiento tres veces en cada uno de los dos próximos años.


Las minutas de la última reunión de la Fed, realizada a mediados de marzo, indicaron que las autoridades del banco central pretenden empezar a recortar la tendencia de bonos más adelante en el año, una percepción que fue reforzada por Dudley nuevamente el viernes, aunque agregó que el evento también podría ocurrir en el 2018.

Del total de 4.5 billones de dólares en activos, unos 2 billones exceden las reservas del banco. Dudley dijo que aunque la Fed no sabe cuánto es el monto de reservas necesarias para conducir la política monetaria, "la mayoría de las personas que revisaron el tema consideran que la cifra debería estar en el área de medio billón a 1 billón de dólares".

"Llegaremos a una hoja de balance mucho más pequeña, pero nunca tan pequeña como en los tiempos antes de la crisis" o alrededor de 900 millones de dólares.