Mercados

Evans de la Fed apoya alza gradual de tasas de 1.5% a 2.7% en dos años

El presidente de la Fed de Chicago aclaró que se necesitan señales claras de un aumento de los salarios y las presiones de precios antes de tomar la próxima decisión de elevar las tasas de interés en el corto plazo.
Agencias
25 septiembre 2017 13:49 Última actualización 25 septiembre 2017 14:30
Charles Evans, presidente del Banco de la Reserva Federal de Chicago

Charles Evans, presidente del Banco de la Reserva Federal de Chicago

La Reserva Federal debería esperar hasta que haya señales claras de que los salarios de los estadounidenses y los precios están subiendo antes de aumentar las tasas de interés nuevamente, declaró el presidente de la Fed de Chicago, Charles Evans.

Evans quien tiene derecho a voto este año, apoyó a sus colegas que creen que las tasas deberían subir gradualmente a alrededor de 2.7 por ciento en los próximos dos años, desde su actual rango de entre 1 por ciento y 1.25 por ciento.

Pero afirmó que la inflación, en 1.4 por ciento actualmente según la medición favorita de la Fed, está muy débil, y expresó preocupaciones de que las bajas expectativas inflacionarias evitarán que el índice de precios avance hacia el objetivo de un 2 por ciento del banco central.

"Necesitamos ver claras señales de un aumento de los salarios y las presiones de precios antes de tomar la próxima decisión de remover expansión (monetaria)", dijo Evans en comentarios preparados para entregar en el Club Económico de Grand Rapids.


"Un enfoque gradual y cauto sigue siendo una estrategia apropiada", agregó.

Sus comentarios estuvieron en franco contraste con el tono confiado adoptado por William Dudley, presidente de la Fed de Nueva York, quien más temprano el lunes aseguró que la debilidad de la inflación se estaba disipando.

Evans dijo que era menos optimista con respecto al avance de los precios. Regresar a una inflación del 2 por ciento en el mediano plazo, afirmó, exige políticas monetarias que generen al menos la posibilidad de que supere dicho 2 por ciento.

"Deberíamos evitar tomar medidas de política monetaria que puedan ser malinterpretadas como una falta de preocupación sobre el panorama de inflación", comentó Evans. "En mi opinión, sería un error de política monetaria que retrasaría aún más nuestro objetivo de inflación", añadió.

Con información de Reuters y Bloomberg