Mercados

Fed de Filadelfia apoya tercera alza de tasas en
EU para diciembre

Patrick Harker, presidente de la Fed de Filadelfia dijo que apoya elevar las tasas para poder tener un margen de maniobra, es decir, tener la tasa de fondos federales lo bastante alta como para poder movernos cuando se produzca, si se produce, la próxima recesión.
Bloomberg
08 noviembre 2017 9:19 Última actualización 08 noviembre 2017 10:19
Patrick Harker,  presidente del Banco de la Reserva Federal de Filadelfia.

Patrick Harker, presidente del Banco de la Reserva Federal de Filadelfia.

El presidente del Banco de la Reserva Federal de Filadelfia, Patrick Harker, sugirió que probablemente apoye una tercera alza de la tasa de interés en diciembre, pero dijo que esperará hasta ver que los signos de inflación avancen más antes de respaldar un ajuste el año próximo.

Harker no ha visto “a esta altura” nada que lo haga desistir de una suba ampliamente esperada en la reunión de diciembre del Comité Federal de Mercado Abierto, según dijo en una entrevista el martes en la Fed de Filadelfia. Posteriormente, quiere ver señales claras de que la inflación se acelera antes de volver a actuar.

“Acabo de redactarlo en mi SEP, tres aumentos para 2018, pero volveré a evaluarlo cuando lleguen los datos”, dijo, refiriéndose al Sumario de Proyecciones Económicas de la Fed. “Algunas de las cifras subyacentes, como el crecimiento de los salarios, las vacantes de empleo y las contrataciones, si viéramos que eso no se traduce en precios más altos --nuestro doble mandato es muy claro, son los precios estables”.

Harker vota la política monetaria este año. Tanto él como sus colegas están tratando de evaluar cuán rápido ajustar la política en tanto el mercado de trabajo y los precios envían señales contradictorias.


El desempleo se halla en su nivel más bajo desde 2000 y los empleadores reportan una escasez generalizada de trabajadores, pero los aumentos de precios se han mantenido obstinadamente por debajo de la meta del 2 por ciento del banco central, con una inflación subyacente de sólo 1,3 por ciento en septiembre.

Si bien los últimos pronósticos de la Fed muestran expectativas de tres aumentos de las tasas el año próximo, según la estimación mediana a partir de sus proyecciones publicadas en septiembre, la negociación de los futuros de fondos federales indica que los inversores prevén solo una o dos subas en 2018.
Escaso riesgo

Algunos funcionarios de la Fed propician elevar las tasas para evitar una situación donde la inflación se dispare abruptamente, obligándolos a ajustar rápido las tasas, pero Harker ve un escaso riesgo de que eso ocurra, según dijo.

“No veo señales de que la inflación se descontrole de alguna manera”, dijo Harker, explicando que quiere aumentar las tasas “por una serie de razones --pero sobre todo para que tengamos margen de maniobra, es decir, tener la tasa de fondos federales lo bastante alta como para poder movernos cuando se produzca, si se produce, la próxima recesión”.

Los funcionarios a cargo de la política fiscal en Washington están tratando de hacer aprobar un plan de reforma tributaria, pero eso no afecta demasiado el pensamiento de Harker.“Necesitamos que se especifique mejor qué implicarían esos programas”, dijo.

“En nuestros pronósticos de Filadelfia todavía no incluimos ningún estímulo fiscal”.

El responsable de la Fed de Filadelfia no ve riesgos para la estabilidad financiera dentro de los sectores regulados, y señaló que los bienes raíces comerciales y los préstamos de baja calidad parecen estar controlándose solos. Dijo que está al tanto de que las condiciones financieras se han flexibilizado pese a que la Fed elevó las tasas y comenzó a reducir su balance general.

“Por eso pienso que debemos actuar en forma lenta y constante en términos de un aumento para evitar el riesgo de invertir la curva de rendimiento”, dijo. “Eso no sería bueno”.