Mercados

Extiende oro racha negativa a piso de 4 semanas en NY

La reciente racha alcista del oro ha sido puesta a prueba en el mercado de commodities. La cotización del metal dorado se replegó 3.1 por ciento en la última semana.
Efraín H. Mariano
24 marzo 2014 10:10 Última actualización 24 marzo 2014 10:24
 [El oro tocó su punto más alto desde el 24 de julio / Bloomberg / Archivo] 

[El oro tocó su punto más alto desde el 24 de julio / Bloomberg / Archivo]

CIUDAD DE MÉXICO.--La onza troy de oro extiende su caída a mínimos de cuatro semanas en el Commodity Exchange (Comex), desestimulada por las expectativas de un aumento de las tasas de interés en Estados Unidos, un contexto que resta brillo al metal dorado como una cobertura de inversión.

En las primeras operaciones del lunes, el contrato más activo del metal dorado descendía 1.4 por ciento a mil 314.60 dólares, su menor pizarra desde el 20 de febrero, deteniéndose a penas por encima de un soporte clave, que en caso de perforar, podría sugerir un cambio de tendencia.

La cotización del metal dorado se replegó 3.1 por ciento en la última semana –su peor caída en un periodo similar en tres meses— por las expectativas de que la Reserva Federal de Estados Unidos podría elevar sus tasas de interés antes de lo previsto y aplicar una política monetaria menos flexible.


La onza de oro llegó a acumular una ganancia de 15 por ciento en las primeras 10 semanas del año, incluso, el 17 de marzo escaló a un techo intradía de mil 392.60 dólares –su mayor cotización desde el 9 de septiembre— después de que los problemas de liquides de los mercados emergentes, las señales de desaceleración de las economías de China y Estados Unidos; así como el aumento de las tensiones geopolíticas entre Rusia y Occidente, renovaron el interés por el metal dorado como un refugio de inversión.

Sin embargo, la mejoría en esos escenarios, junto con el incremento de la tasa referencial del bono a 10 años del Tesoro, el aumento de las expectativas de una política monetaria estadounidense menos flexible y la reciente apreciación de dólar, han eclipsado el brillo del oro en los mercados financieros, restando interés por las compras de refugio y reduciendo su ganancia en lo que va del año a sólo un 10 por ciento.

Hace dos semanas, Goldman Sachs anticipó que la cotización del metal dorado cerraría el 2014 por debajo de los mil dólares por primera ocasión desde el 2009.

Dicho lo anterior, la onza troy de oro enfrenta sesiones críticas en el corto plazo. Se ha acercado al soporte clave de los mil 312 dólares, que en caso de perforar, podría dirigirse a la marca clave de mil 300 dólares y confirmar un cambio de tendencia.

En caso de respetar esa marca técnica, la onza del metal dorado podría estabilizarse sobre los mil 300 dólares, con la expectativa aún de recuperar parte del desplome de 28 por ciento que sufrió en el 2013.