Mercados

Evans de la Fed: crece temor por la debilidad
de la inflación en EU

El titular de la Reserva Federal de Chicago afirmó que el objetivo de la inflación fijado por la Fed ha estado funcionando por debajo de la meta fijada desde la crisis financiera que fue del 2%.
Redacción
20 junio 2017 10:34 Última actualización 20 junio 2017 11:58
Charles Evans, presidente de la Fed de Chicago

Charles Evans, presidente de la Fed de Chicago

El presidente del Banco de la Reserva Federal de Chicago, Charles Evans, expresó este martes su preocupación por la reciente debilidad de los precios y por las dudas sobre el logro del objetivo del banco central estadounidense de una inflación del 2 por ciento.

"Diré que los datos más recientes sobre inflación me pusieron un poco nervioso. Creo que esto es mucho más desafiante de aquí en adelante", dijo Evans en una entrevista con la cadena CNBC.

Evans tiene este año derecho a voto en el Comité del Banco Central de Estados Unidos (FOMC, por sus siglas en inglés) que fija las tasas.

En la sesión previa, el funcionario explicó que con una inflación persistentemente débil en Estados Unidos pese a una tasa de desempleo en mínimos en 16 años, la Reserva Federal debería avanzar sólo lentamente para subir las tasas de interés y reducir su enorme portafolio de bonos.


"No quiero quedar colgado por pequeñas diferencias" respecto a si la Fed sube la tasa dos, tres o cuatro veces durante 2017, afirmó Evans en la Universidad de Nueva York donde impartió el lunes una conferencia.

"Lo importante es que el actual escenario respalda alzas de tasas muy graduales y lentas reducciones preestablecidas de nuestra hoja de balance", agregó.

Reiterando en gran medida comentarios que realizó en mayo, Evans dijo que aunque la Fed ha alcanzado fundamentalmente su meta de pleno empleo, ha tenido un "serio problema político" en lograr su otro objetivo de una inflación del 2 por ciento.

La tasa de desempleo cayó a 4.3 por ciento en mayo, por debajo de lo que muchas autoridades del banco central dicen que es sostenible en el largo plazo. Pero la inflación, que según la medición favorita de la Fed se desaceleró a 1.5 por ciento en abril, lleva años por debajo de la meta del 2 por ciento.

Pese a su advertencia por una inflación muy baja, Evans se sumó a la mayoría y votó por subir el rango objetivo para la tasa de interés de corto plazo en un cuarto de punto porcentual. El aumento de una tasa de interés suele aplicarse para desacelerar el crecimiento y la inflación.

Los funcionarios de la Fed también ratificaron su expectativa de subir la tasa una vez más este año, por lo que serían tres los incrementos en 2017, y dijeron que esperaban comenzar a permitir que su hoja de balance de 4.5 billones de dólares empiece a reducirse 1 mil millones de dólares por mes.

Con información de Reuters y Bloomberg