Mercados

Euro toca mínimos de una semana frente al dólar

El aumento en las expectativas por más medidas de alivio monetario en junio desde la última reunión del Banco Central Europeo, sumado a las elecciones europeas, fueron factores para la caída del euro.
Redacción
21 mayo 2014 12:17 Última actualización 21 mayo 2014 12:26
[Bloomberg] Los pagos a accionistas en el índice Euro Stoxx 50 caerán este año 3.3%.

[Bloomberg] El euro se debilita un 0.25 ante el yen, en tanto que el dólar se aprecia un 0.1%.

La divisa europea hilaba su segunda jornada consecutiva en baja frente al dólar, ante las expectativas cada vez mayores de un alivio monetario de parte del Banco Central Europeo (BCE) por la incertidumbre política antes de las elecciones para el Parlamento Europeo.

En Nueva York, el euro cayó a mínimos de una semana contra el dólar a 1.3652 dólares. En las últimas operaciones se negociaba con una caída del 0.3 por ciento, a 1.3661 dólares.

El viernes, la moneda de los 18 países de la zona euro se replegó hasta 1.3648 dólares, su cotización más baja desde el 27 de febrero, para acumular un descenso semanal de 0.4 por ciento frente a la divisa estadounidense.

El dólar, en tanto, se derrumbó a mínimos de más de tres meses contra el yen en la sesión en Europa, golpeado por comentarios optimistas sobre la economía de parte del gobernador del banco central japonés, Haruhiko Kuroda, quien no dio indicios de que haya más alivio monetario en el corto plazo.

Los mayores volúmenes se vieron en la libra esterlina, que trepó a un máximo de cinco años y medio contra una canasta de monedas después de un incremento en las ventas minoristas el mes pasado y señales de que algunos miembros del Banco de Inglaterra se inclinan por un alza de tasas.

"Las expectativas por más medidas de alivio monetario en junio han crecido desde la última reunión del BCE. Y las elecciones europeas también son un factor para la debilidad del euro", agregó Doyle.

Las elecciones parlamentarias de la Unión Europea que se celebrarán el fin de semana registrarían un mayor número de votos para partidos euroescépticos, que están en contra de medidas de austeridad.

(Con información de Reuters y Bloomberg)