Mercados

Euro, cerca de mínimo de siete meses frente al dólar y el yen

Las apuestas de los mercados de que el BCE eleve su programa de compra de bonos y reduzca su tasa de depósito desde -0.2% para apuntalar a la inflación, provocó la caída del euro y lo acercaba a marcar un mínimo de siete meses frente al dólar. El euro cayó 0.1% y cerró en 1.0610.
Redacción
26 noviembre 2015 10:17 Última actualización 26 noviembre 2015 10:43
En el Euro y el Yen está la repuesta para los inversionistas, afirman expertos. (Bloomberg)

En el Euro y el Yen está la repuesta para los inversionistas, afirman expertos. (Bloomberg)

LONDRES.- El euro cayó este jueves fuertemente y se acercaba a mínimos en siete meses frente al dólar y el yen ante la cercanía de la reunión sobre política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) a celebrarse el próxima semana.

El declive de la moneda europea se suscita en medio de las apuestas de los inversores de que el BCE expanda nuevamente su política monetaria el jueves y al incremento en las expectativas de un alza en las tasas de interés en diciembre en Estados Unidos tras los datos económicos positivos publicados esta semana.

En este contexto, el euro cerró en baja de 0.1 por ciento, para cotizarse en 1.0610 dólares, luego de caer el miércoles a 1.0565 dólares, su menor nivel desde mediados de abril, antes de recuperarse.

Frente al yen, la moneda de la zona euro perdió 0.1 por ciento, a 130.15 yenes, no muy lejos de mínimos en siete meses de 129.77 vistos el miércoles.

El declive de la divisa europea cobro fuerza desde el miércoles después que varios funcionarios del BCE dijeron a Reuters que están considerando algunas opciones de política monetaria, como fijar cargos a los bancos que atesoren fondos o comprar más deuda.

En Estados Unidos, los inversores ajustaron sus posiciones el miércoles antes del feriado por el Día de Acción de Gracias, lo que mantuvo los volúmenes bajos y los rangos acotados de cara al fin de semana.

Sin embargo, la brecha entre los rendimientos de los bonos a dos años en Estados Unidos y la deuda del gobierno alemán alcanzaron su nivel más amplio desde noviembre del 2006, reflejando las divergentes perspectivas sobre la política monetaria de la Reserva Federal y el BCE, provocando que el dólar sea más atractivo para los inversores.

El índice dólar subió levemente a 99,831 luego de escalar a máximos de ocho meses y medio de 100.170 tras sólidos datos de producción manufacturera divulgados el miércoles en Estados Unidos.