Mercados

BCE podría reducir panorama de inflación; euro, a la baja

El euro se depreciaba este miércoles tras la publicación de un reporte que sugirió que el Banco Central Europeo se prepara para reducir su panorama inflacionario esta semana por la debilidad de los precios de la energía, en vez de inclinarse decisivamente por una postura de endurecimiento monetario.
Bloomberg
07 junio 2017 8:49 Última actualización 07 junio 2017 9:11
Zona Euro

Zona Euro. (Bloomberg)

El Banco Central Europeo (BCE) se está preparando para rebajar su pronóstico de inflación a lo largo del período estimado por la debilidad de los precios de la energía en la reunión de esta semana, según responsables de la zona euro familiarizados con el asunto.

Las previsiones preliminares del BCE muestran ahora un crecimiento de los precios al consumidor en torno al 1.5 por ciento anual en 2017, 2018 y 2019, según los cargos, que pidieron no ser identificados porque la información es confidencial. Las proyecciones anteriores de marzo anticipaban una tasa del 1.7 por ciento, 1.6 por ciento y 1.7 por ciento, respectivamente.

Los pronósticos serán presentados al Consejo de Gobierno en la reunión de dos días en Tallin que comienza el miércoles y las cifras no serán definitivas hasta que se publiquen el jueves.

Las previsiones para la inflación básica, que excluye la energía y los alimentos, probablemente muestren pocos cambios mientras que los pronósticos para el crecimiento económico probablemente se revisen al alza en una décima de punto porcentual, según las personas. Un portavoz del BCE no quiso hacer comentarios.


Una rebaja de la perspectiva de inflación respaldaría la opinión de los máximos responsables políticos, entre ellos el presidente Mario Draghi y el economista jefe Peter Praet, de que se debe proceder con mucha cautela en la comunicación y la aplicación de un fin del estímulo monetario.

El Consejo de Gobierno debatirá cómo equilibrar la política de la zona euro, ante una solidez del crecimiento económico pero una inflación que sigue siendo tenue.

La inflación en la zona euro ha mostrado volatilidad en lo que va de año, llegando a alcanzar un 2 por ciento en febrero, para desacelerarse posteriormente al 1.4 por ciento en mayo, cuando no alcanzó las previsiones de los economistas. El objetivo del BCE es lograr una tasa de inflación ligeramente inferior al 2 por ciento que pueda mantenerse a medio plazo sin apoyo monetario.

La tasa se ha visto afectada por la oscilación de precios del crudo Brent, que actualmente cotiza por debajo de 50 dólares el barril después de llegar a los 57 dólares a principios de año. Los futuros a largo plazo también han caído.

El euro se depreciaba este miércoles tras la publicación de un reporte que sugirió que el Banco Central Europeo (BCE) se prepara para reducir su panorama inflacionario esta semana, en vez de inclinarse decisivamente por una postura de endurecimiento monetario.

A las 19:00 hora local de México, el euro se deprecia 0.10 por ciento a 1.1267 unidades por dólar.

Las cotizaciones del dólar se comparan con el máximo en siete meses de 1.1285 dólares por euro que tocó la semana pasada.

La moneda común europea se había recuperado casi un 10 por ciento frente al dólar en los últimos cinco meses debido a una debilidad general del dólar, pero también por la idea de que la aceleración de la inflación llevaría al BCE a elevar las tasas de interés a comienzos de 2018.

El BCE declinó a comentar sobre el reporte.

Los operadores permanecen cautos ante las elecciones británicas del jueves, que algunos temen que sean mucho más reñidas a lo que indican algunos sondeos, así como también por el testimonio ante el Senado estadounidense de James Comey, el exjefe del FBI despedido por el presidente Donald Trump.