Mercados

Euro repunta desde un mínimo semanal; Dólar en 1.3809

El Banco Central Europeo reportó hoy que el superávit de cuenta corriente de la zona euro tocó un nivel récord día después de tocar un máximo de tres semanas a 80.54.
Guadalupe Hernández
21 marzo 2014 12:30 Última actualización 21 marzo 2014 12:39
Etiquetas
  [Bloomberg] El euro se debilita un 0.25 ante el yen, en tanto que el dólar se aprecia un 0.1%. 

[El peso puso fin a una racha ganadora de dos sesiones ante el dólar. / Bloomberg / Archivo]

CIUDAD DE MÉXICO.- El dólar perdía fuerza este viernes frente al euro después que datos mostraron un superávit récord en cuenta corriente en la zona euro.

El euro, que a comienzos de la semana se había negociado apenas por debajo de 1.40 dólares por unidad, se apreciaba un 0.22 por ciento a 1.3809 dólares. La moneda europea tocó el jueves un mínimo de dos semanas a 1.3749 dólares.

Por su parte, el índice dólar, que mide a la moneda estadounidense contra otras seis, caía un 0.11 por ciento, a 80.104, un un día después de tocar un máximo de tres semanas a 80,354.

Con el Banco Central Europeo (BCE) poco dispuesto a relajar su política monetaria en lo inmediato, varios analistas dijeron que los flujos de ingreso en los mercados de dinero -sensibles a los movimientos de las tasas- probablemente continúen junto a la sólida demanda de acciones europeas y bonos soberanos de los países periféricos de la zona euro.


Un reporte del BCE el viernes mostró que el superávit de cuenta corriente de la zona euro tocó un nivel récord día después de tocar un máximo de tres semanas a 80.54.

Por otro lado, monedas consideradas refugios seguros como el yen y el franco suizo se fortalecían por la cautela de los operadores al acercarse el fin de semana y crecer las tensiones entre Rusia y las potencias occidentales tras la anexión de la región ucraniana de Crimea por parte del Gobierno ruso.

El dólar perdía un 0.12 por ciento contra el yen, a 102.27 yenes, y retrocedía frente al franco suizo a 0.8819 francos.

En tanto, el yuan se mantenía estable tras tocar un mínimo de 13 meses, y los operadores argumentaban que la moneda china mostraba señales de haber encontrado una base tras haber perdido alrededor de un 1.2 por ciento en la semana.