Mercados

Euro, en máximos de sesión frente al dólar; impulsa acuerdo Rusia-Ucrania

El martes, el euro registró mínimos anuales con respecto al dólar ante las crecientes expectativas de que el BCE anunciará nuevas medidas para reforzar el crecimiento tras conocerse que la tasa de inflación anual de la zona del euro se ralentizó el mes pasado hasta registrar mínimos de cinco años.
Guadalupe Hernández
03 septiembre 2014 9:6 Última actualización 03 septiembre 2014 10:11
Euro. (Bloomberg)

Euro. (Bloomberg)

El euro cortaba este miércoles una racha de siete semanas consecutivas en baja y se recuperaba de los mínimos anuales registrados en la sesión frente al dólar tras publicarse que Rusia y Ucrania acordaron medidas hacia la paz en el este de Ucrania, aunque sus beneficios fueron limitados a la espera de la reunión del jueves del Banco Central Europeo (BCE).

La divisa europea subía un 0.08 por ciento a 1.3144 dólares a media sesión. Más temprano, la divisa registró máximos de sesión de 1.3156, manteniéndose por encima de los mínimos anuales registrados el martes de 1.3110 dólares.

Hasta el martes, la moneda única europea acumulaba siete semanas consecutivas en baja, su peor racha desde diciembre de 1999.



Se espera que el tipo de cambio euro-dólar encuentre un soporte en el nivel de 1.31 y una resistencia en torno al 1.3160 dólares.

El euro se vio fortalecido cuando el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, anunció que había llegado a un acuerdo de alto el fuego permanente con Rusia, sin embargo, el Kremlin aclaró que ambos líderes sólo acordaron medidas hacia la paz en el este de Ucrania, pero que un cese al fuego no había sido fijado entre Moscú y Kiev debido a que Rusia no es parte en el conflicto.

Las preocupaciones suscitadas en torno a que las sanciones impuestas a Rusia harían de lastre en el crecimiento de la zona del euro han ejercido mucha presión sobre la moneda única durante las últimas semanas.

Según datos publicados este miércoles, la actividad del sector servicios de Alemania y de Francia se ralentizó en agosto, mientras que el sector servicios italiano se contrajo, lo que contribuyó a la presión que se ejerce sobre el banco para que tome medidas.

De acuerdo con otro informe, las ventas minoristas de la zona del euro disminuyeron en julio un 0.4 por ciento, conforme a lo previsto.