Estas son las principales fuentes y salidas de dólares en México al inicio del 2018
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Estas son las principales fuentes y salidas de dólares en México al inicio del 2018

COMPARTIR

···

Estas son las principales fuentes y salidas de dólares en México al inicio del 2018

El ingreso de recursos del exterior es encabezado por la industria automotriz, en medio de la incertidumbre por el futuro del TLCAN.

Esteban Rojas
17/04/2018

El mayor ingreso neto de dólares a México en los primeros meses del 2018 estuvo encabezado, en primer lugar, por la industria automotriz, seguida por las remesas familiares. En tanto que los recursos provenientes del turismo mostraron una desaceleración y la balanza petrolera amplió su déficit.

La industria automotriz reportó una entrada neta de recursos, exportaciones menos importaciones, por una cifra sin precedente de 11,095 millones de dólares durante el primer bimestre de este año, lo cual implicó un aumento de 14.60 por ciento a tasa anual con respecto al mismo periodo del año anterior, con base en los últimos datos reportados por el Banco de México y el Inegi.

El crecimiento en el ingreso de divisas del sector automotriz es el mayor desde 2014 para un primer bimestre, a contracorriente de la incertidumbre que representan las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

“La balanza comercial de la industria automotriz se ha sustentado en una fuerte demanda en los Estados Unidos, situación que le ha permitido soportar la tensión provocada por los altibajos en las negociaciones del TLCAN, aunque dependiendo de sus resultados, no se puede descartar un cambio en la entrada de este tipo de recursos a México”, sostiene Jorge Gordillo Arias, director de análisis económico de CIBanco.

El sector automotriz ha sido uno de los principales puntos de ataque de Trump, por el papel que juega en el déficit comercial que presenta Estados Unidos con México. El efecto del TLCAN en esta industria, dependerá en buena parte, de lo se apruebe finalmente con respecto al contenido regional que deberá tener este sector, sostiene el especialista Jorge Arias.

El segundo lugar, en la generación de divisas, se encuentra en el crecimiento representado por las remesas familiares. Este tipo de recursos ascendieron a un monto histórico de 4,415 millones de dólares en el primer bimestre de este año, lo cual que implicó un aumento del 7.2 por ciento anual.

Las remesas familiares representan otro rubro que se encuentra amenazado por la política antiinmigrante, seguida por la actual administración pública encabezada por Donald Trump.

Sin embargo, los flujos de remesas se han visto apoyadas por la mejoría en la actividad de la economía norteamericana, particularmente en el sector de la construcción.

Otro factor que desempeña una posible oposición a las políticas migratorias de Trump, proveniente de la falta de mano de obra, situación que se refleja en una tasa de desempleo históricamente baja, cercana al 4.0 por ciento. La mano de obra de los migrantes contribuye a aumentar la oferta y contener el aumento en los salarios por hora.

En tercer lugar si tiene que el sector turismo aportó un ingreso neto de divisas de 2,090 millones de dólares acumulado de enero a febrero de este año, la segunda mayor en la historia para un lapso semejante, solamente detrás de la reportada en 2017.

Los ingresos de divisas, provenientes de la actividad turística, registraron una retroceso de 3.20 por ciento.

De lado positivo para la industria sin chimeneas, se encuentra que México ocupa ya el sexto lugar como destino turístico, a pesar de la percepción negativa que se tiene en materia de seguridad. En tanto que la recuperación del tipo de cambio del peso con el dólar ha desempeñado un factor negativo.

En el lado de la salida neta de divisas, se ubica la proveniente de la balanza petrolera, al alcanzar un déficit sin precedente por 2,896 millones de dólares en los dos primeros meses de este año, cifra mayor a los 2,661 reportados en igual periodo del 2017, de acuerdo con datos del Banco de México y del Inegi.

Finalmente, la inversión de portafolio presentó un retroceso del 65.53 por ciento al ascender a 2,887 millones de dólares, influida por la salida de los participantes extranjeros del mercado de deuda de valores gubernamentales.