Mercados

Esta calificadora te dirá qué tan ‘verde’ es la deuda de las empresas

No es una calificación crediticia, sino más bien se refiere a una calificación verde, que consta de una escala de nueve niveles...
Clara Zepeda
16 marzo 2017 21:14 Última actualización 17 marzo 2017 5:0
edificio verde

edificio verde. (Shutterstock)

Ante un creciente mercado de bonos a nivel mundial, HR Ratings desarrolló una metodología no crediticia para calificar qué tan verde es la emisión de deuda de las empresas, gobiernos, entre otros, que optan por estos títulos para financiarse.

La participación de nuevos emisores corporativos y financieros provenientes de todas partes del mundo y, la demanda, que sigue aumentando gracias al interés de inversionistas institucionales, como las gestoras de fondos y pensiones, y al de las economías emergentes, hacen atractivo la colocación de bonos verdes.

Desde que estos bonos se emitieron por primera vez en 2007, el número de emisiones en todo el mundo ha aumentado, alcanzando más de 80 mil millones de dólares. El monto acumulado de las emisiones colocadas entre 2007 y 2016 fue por 100 mil millones de dólares, aproximadamente.

En entrevista con El Financiero, Karla Rivas, directora de criterios metodológicos y Roberto Ballinez, director ejecutivo senior de finanzas públicas e infraestructura de HR Ratings, coincidieron en que la metodología para calificar bonos verdes proporcionará a los participantes del mercado, interesados en invertir en este tipo de activos, un mecanismo para clasificar a los bonos, de acuerdo con los beneficios ambientales del proyecto financiado a través del bono, así como evaluar la capacidad del emisor para cumplir con estándares internacionales de transparencia y generación de informes.

“Es importante aclarar que la evaluación aquí propuesta no es una calificación crediticia, sino más bien se refiere a una calificación verde, que consta de una escala de nueve niveles que indica claramente en su notación los resultados de cada uno de los dos análisis realizados”, dijo Rivas.

Así, la metodología tiene como finalidad calificar las emisiones de deuda de bonos verdes, cuyos recursos se destinan a financiar o refinanciar proyectos con impacto ambiental positivo.
Ballinez recalcó que la calificación es independiente de la calidad crediticia.