Mercados

WTI hila segunda jornada de ganancias; Brent, en su su nivel de cierre más alto en 2 semanas

Las existencias de crudo crecieron en 2.1 millones de barriles a 379.7 millones, en la semana al 24 de octubre, mientras que los inventarios de gasolina cayeron en 1.2 millones de barriles a 203.1 millones.
Guadalupe Hernández
29 octubre 2014 9:55 Última actualización 29 octubre 2014 13:47
 [Bloomberg] El crudo WTI ganaba 0.50%, para así cotizarse en 90.57 dólares.

[Bloomberg] El crudo WTI ganaba 0.50%, para así cotizarse en 90.57 dólares.

Los precios del petróleo WTI hilaron su segunda jornada de ganancias mientras que el contrato del crudo Brent cerró la jornada en su nivel más alto en dos semanas, en reacción al dato de los inventarios de crudo en Estados Unidos que subieron menos de lo esperado la semana pasada y ante las declaraciones de secretario general de la OPEP quien asegurara que la reciente caída de los precios no refleja el equilibrio entre la oferta y la demanda.

Los contratos recortaron las ganancias después de que la Reserva Federal confirmó que terminará con su programa de compra de activos y que mantendrá tasas de interés bajas por un "tiempo considerable".

El contrato del crudo WTI para entrega en diciembre subió 78 centavos, o un 1 por ciento, para cerrar en 82.20 dólares el barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York.

En tanto que el crudo Brent ganó 1.09 dólares, o 1.3 por ciento, para cotizarse en 87.12 dólares el barril en el Intercontiental Exchange (ICE) de la bolsa de Londres, su cierre más alto desde el 13 de octubre.

El contrato del mes anterior, alcanzó un máximo intradía de 87.74 dólares, la mayor cantidad desde el 14 de octubre.

De acuerdo con el reporte de la gubernamental Administración de Información de Energía (EIS), las existencias de crudo crecieron en 2.1 millones de barriles a 379.7 millones, en la semana al 24 de octubre, frente a las expectativas de analistas de un alza de 3.4 millones de barriles.

En tanto que los inventarios de gasolina cayeron en 1.2 millones de barriles a 203.1 millones, frente a las expectativas de analistas de una baja de 1.0 millones de barriles, mientras que las existencias de destilados, que incluyen diésel y combustible para calefacción, bajaron 5.3 millones de barriles a 120.4 millones de barriles, que se compara con la caída de 1.2 millones que esperaba el mercado.