Mercados

Acciones mexicanas se ponen 'guapas' para temporada otoño-invierno

En medio de preocupaciones de que las políticas de Donald Trump dañen al comercio y la economía mexicana, se podría estar preparando una nueva ola de alzas en el segundo semestre del año, estiman analistas. 
Bloomberg
28 junio 2017 9:28 Última actualización 28 junio 2017 11:0
acciones

[Bloomberg] IPC avanza con 1.78%; S&P's, 0.78%; Nasdaq, 0.53%.

Si usted se dirige al sur del muro fronterizo que planea construir Donald Trump, encontrará un montón de empresas que están comenzando a cumplir las expectativas de ganancias por primera vez desde 2010.

La brecha cada vez más pequeña entre los pronósticos de los analistas y las ganancias reales insinúa que se podría estar preparando una nueva ola de alzas de las acciones en México, que han estado rezagadas respecto de otros mercados emergentes en medio de preocupaciones de que las políticas del presidente de Estados Unidos perturben el comercio y la economía del país.

Las acciones mexicanas se estancaron en el segundo trimestre debido al temor de que Trump cumpliría sus amenazas de anular el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y construir una barrera contra los inmigrantes en la frontera.

Dado que esos planes están paralizados y es difícil prever un resultado, el crecimiento de las ganancias podría ser el avance que buscan los inversores.

Credit Suisse anticipa que el ambiente de ganancias mejore en el segundo semestre, según afirmó en mayo.


“Se acumuló mucho sentimiento negativo en México a fines del año pasado y comienzos de este año dada la incertidumbre generada por la llegada de Trump”, dijo Rafael de la Fuente, economista jefe para América Latina de UBS en Nueva York. Desde entonces, “los fundamentos de México han mejorado. Hemos eliminado parte del foco negativo que se colocó en México”.

El primer trimestre completo transcurrido desde las elecciones en Estados Unidos mostró que las empresas mexicanas están aguantando los riesgos políticos, una aceleración de la inflación y una caída de la confianza del consumidor, mientras que un fortalecimiento del peso ayudó a elevar los ingresos.

Una mejoría en las perspectivas de ganancias ha vuelto más baratas las acciones mexicanas. El índice de referencia IPC se negocia en menos de 17 veces las ganancias proyectadas de sus miembros, por debajo de su promedio de cinco años de 17.8 y un múltiplo de 20 hace dos años. El índice ha subido 1.1 por ciento desde el 31 de marzo.


MONEDA ESTABLE


Los riesgos políticos locales están cediendo en un momento en que la mayor estabilidad del peso hace que la cobertura de riesgos cambiarios mediante derivados sea más barata para las empresas, según Julio Zamora, estratega de Citigroup en Nueva York.

Con todo, Citigroup mantiene una postura de “ponderación de mercado” para las acciones mexicanas, en parte porque los analistas de acciones sobreestimaron los efectos positivos de un peso más estable. Citigroup proyecta que el índice de referencia avance 9 por ciento para fin de año y acumule 19 por ciento para mediados de 2018.

Las pérdidas monetarias “tienen el potencial de convertirse en ganancias cambiarias y bajar el costo de los derivados”, escribió Zamora en un correo electrónico.