Mercados

Petróleo no logrará remontar este año: AIE

La agencia advirtió que el mundo almacenará crudo no deseado durante gran parte del 2016 debido a que una disminución de la producción de Estados Unidos tomará tiempo y es poco probable que la OPEP llegue a un acuerdo con otros productores para reducir su bombeo.
Agencias
09 febrero 2016 10:42 Última actualización 09 febrero 2016 10:54
La estrategia petrolera de Arabia Saudita

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se reúne en Viena en un clima de precios bajos e informes de desacuerdo entre los miembros del cartel. Algunos países quieren recortar la producción para elevar los precios, pero Arabia Saudita se resiste. La estrategia de Riad de mantener el nivel de producción para preservar su cuota de mercado ha funcionado hasta cierto punto, pero también ha afectado su economía y su moneda.

La esperanza de que el precio del petróleo remontara en el corto plazo fue anulada este martes por la Agencia Internacional de la Energía (AIE), al advertir que el actual exceso de producción y la débil demanda impedirán la recuperación de las cotizaciones del petróleo, ahora a un nivel históricamente bajo.

"En estas condiciones el riesgo de caída (de los precios) a corto plazo se ha acentuado", indica la AIE en su informe mensual de febrero, en el que también prevé un aumento probable de las reservas.

La AIE -organismo energético de la Organización de Cooperación para el Desarrollo (ODCE), que representa a los países consumidores- desmonta uno a uno los factores de optimismo que permitieron que las cotizaciones del crudo se recuperaran un poco en estos últimos días, volviendo a superar los 30 dólares el barril, tras haber caído a 27 dólares en enero, su menor nivel en 13 años.


La agencia con sede en París asegura que más vale no contar con una baja concertada de la oferta por parte de los productores, ya sean o no miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), para que vuelvan a subir los precios.

"La continua especulación sobre un acuerdo entre la OPEP y los principales productores no-OPEP para reducir la producción no es más que eso, una especulación", dice la AIE. "La probabilidad de una reducción concertada es muy baja", sentencia.

Al revés, la producción de la OPEP seguirá siendo importante este año. Encabezado por Irán, Irak y Arabia Saudí, el cártel produjo 32.63 millones de barriles por día (mbd) en enero, un alza de 280 mil barriles diarios (bd) respecto al mes anterior y de 1.7 millones de barriles respecto al mismo período del año anterior.

Sin embargo, la producción mundial global se ha reducido en 200 mil barriles el mes pasado, a 96.5 millones, afectada por la baja de la producción fuera de la OPEP. En 2016, la producción no-OPEP debería reducirse en 600 mil barriles a 57.1 millones de barriles, augura la AIE.

Pese a ello, la AIE considera prematuro apostar por una caída de los precios del petróleo por un descenso de la producción estadounidense de gas de esquisto, ya que es posible que esta "siga resistiendo", augura la AIE.

Además, como se va a mantener un exceso de oferta, el crecimiento de la demanda mundial de oro negro va a perder vigor, afectada por la ralenización de las economías en China, pero también en Europa y en Estados Unidos.

El organismo recortó también su previsión de crecimiento de la demanda de petróleo en el 2016, que ahora se sitúa en 1.17 millones de barriles por día (bpd) después de anotar un máximo en cinco años de 1.6 millones de barriles en el 2015.

También redujo en 100 mil barriles su pronóstico para la producción de crudo de la OPEP en el 2016, a 31.7 millones de barriles. Esa cifra es mucho menor que el bombeo de la OPEP durante enero de 32.63 millones de barriles.

Si estas previsiones "se revelan correctas, es muy difícil ver cómo los precios del petróleo podrían recuperarse a corto plazo, en un mercado ya sumergido por el petróleo", concluye este organismo.

En tanto, Vitol, el mayor operador mundial de petróleo, prevé que la demanda global de crudo aumente en hasta 1 millón de barriles por día (bpd) en 2016, frente a los 1.6 millones de barriles del año pasado.