Mercados

El zinc, amado por los inversionistas, tiene un hermano algo 'feo'

El zinc tiene todo a favor: menor producción, cierre de minas y mayor demanda, lo que lo mantiene en máximos del año, pero el plomo, que se obtiene de las mismas minas, tiene un presente distinto.
Bloomberg
26 julio 2016 13:3 Última actualización 26 julio 2016 16:30
Barras de plomo (Bloomberg)

Barras de plomo (Bloomberg)

Proceden de las mismas minas y se les denominan “metales hermanos”, pero los inversionistas muestran más afecto por el zinc que por el plomo.

El zinc, que se utiliza para evitar la oxidación del acero, ha ganado 40 por ciento en lo que va del año para convertirse en el metal industrial de mejor rendimiento.

El avance se debe al temor a una escasez de suministros tras el alza de los precios del acero por el compromiso de las autoridades de todo el mundo a respaldar el material. Por su parte, el plomo sólo ha ganado en el mismo periodo 2.9 por ciento y se negocia con el mayor descuento frente al zinc de los últimos nueve años.

Si bien el zinc se ha beneficiado del repunte del acero, el cierre de minas y los recortes a la producción, parece que los suministros de plomo son más que adecuados.

Esto se debe al aumento de los materiales reciclados en China, el principal productor y consumidor del mundo, con el regreso al mercado del metal viejo utilizado en las baterías de los automóviles.

Asimismo, la demanda de bicicletas eléctricas, una de las razones principales del alza del plomo en los últimos 20 años, se está desacelerando, según dijo Société Générale en junio.

“El plomo se está quedando a la zaga”, dijo por teléfono Steve Hardcastle, director de servicios para clientes de materias primas industriales de la corredora Sucden Financial en Londres. “Mientras que el zinc ha atraído a los inversionistas por el cierre de minas, el plomo no lo ha hecho. Ha sido decepcionante”.

El diferencial entre los dos metales era de 409.5 dólares la tonelada al cierre del lunes, el nivel más alto desde agosto de 2007.

Macquarie Group espera que la producción de las minas de ambos metales se contraiga este año pero el precio de los contratos en la Bolsa de Metales de Londres (LME por sus siglas en inglés) indica que los inversionistas no están preocupados por una escasez de suministros de plomo.

El metal para entrega inmediata se negocia con un mayor descuento frente al contrato a tres meses desde mediados de noviembre. Por su parte, el diferencial del zinc se ha contraído cerca de 80 por ciento durante el mismo periodo.