Mercados

Peso resiste deterioro en cuenta corriente de México

Este jueves los inversionistas dejaron atrás los temas de las calificadoras e ignoraron los efectos negativos que puede traer mayores requerimientos de dólares para financiar el desequilibrio con el exterior.
Esteban Rojas
25 agosto 2016 8:26 Última actualización 25 agosto 2016 14:13
peso dólar

(Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- En la penúltima jornada de la semana, el peso avanzó a contracorriente de señales que apuntan a un deterioro en las cuentas de México con el exterior.

El Banco de México dio a conocer que el dólar spot cerró este jueves en 18.4005 unidades, situación que significó un avance para el peso de 8.0 centavos, equivalente a 0.43 por ciento.

En ventanilla bancaria el billete verde se vende en 18.70 unidades, cifra menor a las 18.75 del cierre de ayer reportado por Banamex.

La moneda mexicana puso un alto a cuatro sesiones consecutivas en terreno negativo. en donde había acumulado un desplome de 2.19 por ciento. 

Los participantes en el mercado cambiario le dieron rápidamente la vuelta a la hoja de las calificadoras y sus rebajas en las perspetivas para México y sus bancos, para centrar su atención en los datos sobre la economía norteamericana y en la reunión de banqueros centrales, que hoy inicia, en Jackson Hole, Wyoming.

La fortaleza del peso se dio a pesar de la publicación de datos negativos en las cuentas externas de México con el exterior. 

Los requerimientos de dólares para financiar un desequilibro con el exterior, representado por el saldo en la cuenta corriente, subió a 15 mil 449 millones de dólares en el primer semestre de este año, cifra que representó un 3.0 por ciento con respecto al tamaño de la economía (PIB). 

Por el lado de la cuenta financiera, destacó la salida de capitales extranjeros del mercado de deuda gubernamental por un monto de 11 mil 368 millones de dólares en los primeros seis meses del año.

De persistir el crecimiento en el saldo negativo de la cuenta corriente y la salida de capitales del país, pueden ser algunas de las fuentes de presión de alza para el tipo de cambio.

En los Estados Unidos se dieron a conocer cifras económicas positivas, las cuales no fueron suficientes para dar apoyo al billete verde en el contexto internacional.

El índice que mide la evolución del dólar con respecto a una canasta de divisas referenciales retrocede 0.02 por ciento.

Los datos sobre la economía norteamericana son buenos, pero no lo suficiente para modificar las expectativas sobre el costo del dinero.

Los precios del petróleo al final lograron remontar su perdidas reportadas inicialmente y se encuentran operando con números negros. 

El West Texas Intermediate aumenta 1.35 por ciento a 47.40 dólares por barril, en tanto que el Brent sube 1.43 a 49.75 dólares.

El tipo de cambio presenta un nivel clave en 17.90 en la parte baja y, en la alta, en 19.0 unidades, en el mercado de mayoreo.