Mercados

El mercado se equivocó mucho; Brexit asombra
a operadores

Analistas y operadores alrededor del mundo tuvieron en las expectativas de permanencia de Reino Unido las herramientas para mantener un escenario positivo, pero todo cambió solo 24 horas después.
Bloomberg
24 junio 2016 11:30 Última actualización 24 junio 2016 20:6
Operadores en Londres después de los resultados del Brexit (Bloomberg)

Operadores en Londres al inicio de las negociaciones del 24 de junio. (Bloomberg)

Simon Quijano-Evans se especializa en evaluar las posibilidades de inestabilidad en cualquier parte del mundo, pero el estratega en jefe de mercados emergentes de Commerzbank descubrió el viernes el mayor de los peligros en las calles de Londres, frente a su oficina.

“Como analista de mercados emergentes, siempre he escuchado hablar de riesgo en mercados emergentes, pero esta vez el riesgo incalculable estaba aquí, en la puerta de la Unión Europea (UE)”, dijo Quijano-Evans, que fue uno de los pocos analistas que en abril rebajaron la calificación de los bonos de los miembros orientales del bloque con motivo de la votación.

“Todo el mundo está conmocionado. El mercado se equivocó mucho”, dijó.

Como muchos operadores e inversionistas del mundo entero, Quijano-Evans dedicó la mañana del viernes a evaluar cuánto se habían equivocado con exactitud los mercados en lo relativo al voto británico de abandonar la UE.

El jueves la libra superó en Londres los 1.50 dólares– el nivel más alto del año- apenas antes de la medianoche en tanto las encuestas de opinión pronosticaban una victoria del voto a favor de permanecer en la UE.

Cuando los primeros rayos de sol iluminaron el viernes la City, el distrito financiero de Londres, los resultados oficiales mostraron una clara victoria del Brexit.

La libra se encaminaba a la mayor caída de que se tenga registro y llegaba al nivel más bajo desde 1985. Ninguna clase de activo salió ileso conforme caían las acciones, subían los bonos del Tesoro de los Estados Unidos y el oro alcanzaba el nivel más alto en más de dos años.

VIAJE NERVIOSO

“Hice un viaje muy nervioso a la oficina mientras checaba las noticias y comprobaba que los mercados experimentaban una fuerte caída en Asia y la cotización libra-dólar se hundía”, dijo Piotr Matys, un estratega de monedas de mercados emergentes de la entidad crediticia holandesa Rabobank en Londres.

El zloty polaco y el peso mexicano, que anticipan el comportamiento de los mercados emergentes debido a su elevada liquidez, se derrumbaron.

En Varsovia, 19 de las 20 compañías del principal índice bursátil no empezaron a negociarse durante unos cinco minutos pasada la apertura oficial de las operaciones a las 8:00 de la mañana porque no había suficiente liquidez para absorber todos los pedidos que se habían colocado.

“El baño de sangre es imposible de describir”, dijo Andrzej Knigawka, jefe de análisis bursátil de ING Securities en Varsovia.

Hace menos de dos semanas, cinco encuestas en 24 horas le dieron la ventaja a la opción de salir de la UE, pero luego los sondeos indicaron que el Brexit perdía fuerza. Una encuesta de YouGov del jueves que se publicó al finalizar la votación indicó que el 52 por ciento de los británicos prefería permanecer en la UE.

“Las encuestas oscilaban mucho”, dijo Bilal Hafeez, jefe global de análisis cambiario de Nomura Holdings en Londres. “Pero se incorporó a los precios la opción de la permanencia mientras se votaba”.

Los mercados se guiaron por apuestas que daban a la opción de quedarse en el bloque de los 28 miembros de un 90 por ciento de probabilidades de victoria a medida que comenzaba el recuento de los votos.

Luego de que las encuestas erraron el pronóstico sobre las elecciones generales de mayo de 2015, las estimaciones de las agencias de apuestas se convirtieron para muchos en una alternativa más confiable. Ladbrokes dijo que no había indicios de que se hubiera manipulado el mercado de apuestas.

“A veces los mercados se equivocan. Es así de simple”, dijo Vasileios Gkionakis, jefe de estrategia cambiaria de UniCredit en Londres. “Lo que los lleva por un camino equivocado es el impulso. Empiezan algunos y luego el resto los sigue”.

Mark Dowding, socio en Londres de BlueBay Asset Management, del Royal Bank of Canada, cerró una posición de apuesta a la declinación de la libra la semana pasada, cuando parecía imponerse la opción de “Permanecer”. Dijo que ahora los inversores estiman que los bancos centrales intervendrán.

“Los mercados no estaban preparados para esto”, dijo Dowding. “Si las autoridades no logran estabilizar los mercados, la confianza podría verse muy afectada”.