Mercados

Banco de Japón mantiene política monetaria sin cambios; economía crecerá a 2.1% este año

El BOJ amplió su "flexibilización cuantitativa y cualitativa" (QQE, por su sigla en inglés) hace menos de tres meses para evitar que las caídas de los precios del petróleo y una desaceleración posterior en el alza de los precios debiliten las expectativas de inflación.
Agencias
21 enero 2015 7:26 Última actualización 21 enero 2015 7:52
 [Reuters] La bolsa de Tokio rebotó 3% a la espera de fin de reunión del BoJ.

[Reuters] La bolsa de Tokio rebotó 3% a la espera de fin de reunión del BoJ.

CIUDAD DE MÉXICO.- El Banco de Japón (BOJ, por su siglas en inglés) decidió mantender sin cambios su programa de política monetaria ultraflexible, pero elevó su previsión de crecimiento de la economía para el próximo año fiscal al 2.1 por ciento y recortó su estimación sobre la inflación al 1 por ciento interanual.

Durante su reunión mensual, que terminó hoy, el banco se abstuvo de expandir su programa de estímulo monetario y mantuvo su promesa de aumentar la base monetaria a un ritmo anual de 80 billones de yenes – 678 mil millones de dólares -- a través de la compra de bonos soberanos y activos de riesgo.´

En una revisión de sus estimaciones a largo plazo, el BOJ redujo su pronóstico de inflación subyacente de los consumidores para el año fiscal que comienza en abril a un 1.0 por ciento desde el 1.7 por ciento proyectado hace tres meses.

Pero elevó ligeramente su pronóstico de inflación para el año fiscal 2016 a un 2.2 por ciento desde un 2. por ciento, una señal de que los banqueros centrales se están apegando públicamente a la visión de que Japón alcanzará una meta de inflación del 2 por ciento.

El banco revisó al alza la previsión de crecimiento económico para el próximo año fiscal a un 2.1 por ciento desde un 1.5 por ciento, lo que sugiere que un repunte en el crecimiento aumentará los salarios y acelerará la inflación.

El BOJ amplió su "flexibilización cuantitativa y cualitativa" (QQE, por su sigla en inglés) hace menos de tres meses para evitar que las caídas de los precios del petróleo y una desaceleración posterior en el alza de los precios debiliten las expectativas de inflación.

La caída imparable del precio del petróleo, que casi se ha reducido a la mitad desde octubre, ha mantenido vivas las expectativas de que el BOJ ampliará su QQE de nuevo pronto.

Algunos inversores vendieron el yen antes de la reunión del miércoles, en una medida de precaución contra una acción sorpresiva.

El dólar cayó a un mínimo en la sesión frente al yen después del anuncio de que el BOJ mantuvo la política monetaria estable.

(Con información de Bloomberg y Reuters)