Mercados

Duro invierno complica diagnóstico economía de EU: Plosser

Para el alto funcionario, evaluar las tendencias subyacentes de la economía de Estados Unidos se ha vuelto más difícil por las bajas temperaturas y las fuertes nevadas en gran parte del país.
Reuters
11 febrero 2014 10:6 Última actualización 11 febrero 2014 10:6
[Plosser cree que si se fija un monto específico de estímulo mejorará la economía de EU. / Reuters] 

[Plosser cree que si se fija un monto específico de estímulo mejorará la economía de EU. / Reuters]

NEWARK, DELAWARE.- Evaluar las tendencias subyacentes de la economía de Estados Unidos se ha vuelto más difícil por las bajas temperaturas y las fuertes nevadas en gran parte del país, dijo el martes Charles Plosser, presidente del Banco de la Reserva Federal de Filadelfia.

"Sospecho que pueden pasar otros dos meses hasta que tengamos una mejor lectura de la economía", comentó Plosser en comentarios preparados para un discurso en la Universidad de Delaware. Caracterizó al clima como "inusualmente disruptivo."

El informe sobre el empleo en Estados Unidos de enero mostró el viernes un aumento en la cantidad de empleos generados fuera del sector agrícola menor al esperado. Se crearon 113 mil frente a una estimación de 185 mil. La tasa de desempleo cayó a 6.6 por ciento, su menor nivel en cinco años.

Plosser, un miembro con voto en el comité de política monetaria del banco central estadounidense este año, reiteró su posición de que la Fed debería apresurarse en la reducción de su programa de compras de bonos. Dijo que las compras, llamadas alivio cuantitativo, "no eran ni beneficiosas ni esenciales".

Plosser reiteró que incluso con el informe de empleo decepcionante de enero ha habido mejoras significativas en las condiciones del mercado laboral, hasta el punto que se han satisfecho los criterios para finalizar las compras de activos.

Además de las compras de activos, la Fed ha prometido mantener las tasas de interés cercanas a cero por bastante tiempo después que el desempleo caiga por debajo de un umbral del 6.5 por ciento, especialmente si la inflación se mantiene baja.