Draghi asumirá el 'reto' de elevar tasas del BCE en 2019 pese a riesgos : encuesta
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Draghi asumirá el 'reto' de elevar tasas del BCE en 2019 pese a riesgos : encuesta

COMPARTIR

···

Draghi asumirá el 'reto' de elevar tasas del BCE en 2019 pese a riesgos : encuesta

La mayoría de los encuestados por Bloomberg estima que las autoridades de la eurozona elevarán la tasa de depósitos en septiembre del 2019, de -0.4% a -0.2%.

07/09/2018

Mario Draghi alcanzará a subir las tasas de interés del Banco Central Europeo (BCE) justo antes de terminar su mandato como presidente de la institución, en octubre de 2019, en medio a los constantes riesgos causados por los aranceles de Estados Unidos y la política italiana, según una encuesta de Bloomberg entre economistas.

Como las compras de activos están por llegar a su fin en diciembre, la mayoría de los encuestados respondió que las autoridades de la eurozona elevarán la tasa de depósitos en septiembre del año que viene, de -0.4 por ciento a -0.2 por ciento.

Esta fecha es más cercana a la estipulada por los precios del mercado, que prevén un aumento de magnitud similar para el primer trimestre de 2020, aunque los economistas reconocen los desafíos por delante. Ellos interpretan que los principales riesgos son el proteccionismo comercial y la posibilidad de que el Gobierno populista de Italia, que planea un presupuesto con muchos gastos que podría endeudar más el país, precipitarán una crisis financiera.

“Quedan muchos puentes —económicos y políticos— por cruzar antes que el BCE se pueda sentir plenamente satisfecho con la idea de elevar las tasas de interés”, dijo Alan McQuaid, economista jefe de Merrion Capital Group Ltd. Draghi tiene “todas las posibilidades” de terminar su mandato sin haber promulgado un aumento de tasas.

Nuevo contexto

No se anticipa ningún cambio en la política monetaria ni en las directrices a futuro para el jueves, cuando se reúnan los miembros del Consejo de Gobierno por primera vez desde su receso veraniego. En vez de eso, los funcionarios ratificarán su plan de comenzar a desacelerar las adquisiciones de bonos en octubre, cerrar ese programa para fin de año y mantener sin cambios las tasas por lo menos hasta el verano boreal de 2019.

Como el crecimiento de la eurozona quedó en 0.4 por ciento por segundo trimestre consecutivo, el personal del BCE actualizará sus proyecciones en un contexto de moderación del impulso de crecimiento y presiones inflacionarias que siguen apagadas. Una lluvia de datos esta semana mostró que las tensiones comerciales globales estaban comenzando a filtrarse al desempeño de la fabricación; los pedidos a Alemania cayeron por sexto mes consecutivo este año.

Podría haber más problemas, ya que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, insinuó en una entrevista con Bloomberg la semana pasada que la tregua con los aranceles a la que llegó con la Unión Europea tal vez no dure mucho.

Por otro lado, las perspectivas de que los planes presupuestarios de Italia violen el límite de déficit de 3 por ciento de la producción económica que impone la UE inquietan a los inversores. Los rendimientos de los bonos del país se dispararon a sus niveles más altos desde la crisis de deuda de la eurozona, antes que venza una parte de ellos este mes.

El BCE mantendrá archivado cualquier posible cambio en su política de reinversión; el 17 por ciento de los encuestados anticipa algún ajuste para diciembre y dos quintos, ninguno. La mayoría proyecta que el BCE seguirá prolongando los vencimientos de la deuda hasta dos o tres años después de dejar de comprar.

Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.