Mercados

Dólar se dispara a máximos de más de 5 meses: cierra en $13.298

El dólar cerró en su mayor nivel desde el pasado 26 de febrero, a 13.298 pesos, un retroceso de 8.20 centavos, equivalente a 0.62 por ciento, para la moneda nacional, debido a datos mejores de lo esperado en EU y al alza en las tasas de interés.
Esteban Rojas
05 agosto 2014 13:40 Última actualización 05 agosto 2014 14:3
[El peso retrocede 0.26 por ciento frente al dólar, respecto al cierre del martes. / Bloomberg / Archivo] 

[El peso retrocede 0.26 por ciento frente al dólar, respecto al cierre del martes. / Bloomberg / Archivo]

CIUDAD DE MÉXICO.- Datos económicos mejores a lo esperado reportados en los Estados Unidos y el alza en las tasas de interés fueron los catalizadores que impulsaron al dólar al alza en el mercado internacional de divisas, lo que contribuyó para que el peso terminara en terreno negativo.

De acuerdo con datos publicados por el Banco de México, el dólar cerró el martes en 13.298 unidades a la venta, su mayor nivel desde el pasado 26 de febrero. En el día, el peso retrocedió 8.20 centavos, equivalente a 0.62 por ciento.

En operaciones intradía, el tipo de cambio llegó a tocar un máximo en 13.30 pesos. En tanto que en ventanilla o al menudeo se alcanzaron cotizaciones cercanas a 13.60 unidades.

La moneda nacional hiló dos sesiones con números rojos, acumulando una depreciación de 0.82 por ciento.

Desde antes de la apertura oficial, el peso se vio presionado a la baja, a lo igual que la mayor parte de las monedas emergentes más importantes, por un dato del sector servicios de China menor a lo esperado, lo que incrementó la duda de la fuerza de la recuperación de la ahora segunda economía del mundo y de las ligadas a la demanda de materias primas del gigante asiático.

La fortaleza del dólar se vio apoyada por datos económicos mejores a lo esperado en los Estados Unidos, como es el caso de los pedidos a fábricas y uno relacionado con el sector servicios. Este comportamiento se vio complementado por un alza en las tasas de interés.

El incremento en el precio del dólar y la consiguiente presión de baja de las monedas emergentes podrían ser una constante en los próximos meses, aunque con algunos altibajos.