Mercados

Dólar rompe a la baja barrera psicológica de $13.20; cierra en $13.175

El lunes, la aversión al riesgo predominó, aunque esto no impidió que el peso registrara un nuevo avance, a contracorriente de la fortaleza observa por el dólar en el mercado internacional.
Esteban Rojas
24 marzo 2014 12:41 Última actualización 24 marzo 2014 13:51
  [Bloomberg] En el año salieron del país 8,038 mdd para depósitos en el extranjero: Banxico. 

[Bloomberg] En el año salieron del país 8,038 mdd para depósitos en el extranjero: Banxico.

CIUDAD DE MÉXICO.- El peso inició la semana con el pie derecho. A contracorriente de un ambiente internacional adverso, logró hilar su segunda jornada en terreno positivo, acumulando un avance de 0.78 por ciento.

El dólar con liquidación a 48 horas cerró el lunes en 13.175 unidades a la venta, de acuerdo con cifras reportadas por el Banco de México. En el día, el peso ganó 3.50 centavos, semejante a 0.26 por ciento.

Con esta ocasión, el tipo de cambio ha roto a la baja tres veces la barrera de 13.20 unidades en lo que va de marzo, sin tener hasta ahora la fuerza suficiente para consolidarse por debajo de dicha marca.

Cifras débiles reportadas en el sector manufacturero de China tuvieron escaso impacto en los mercados, ante la posibilidad de que las autoridades puedan tomar medidas adicionales para apoyar a la actividad económica.

En tanto que en los Estados Unidos, el reporte del PMI manufacturero fue menor a lo esperado, lo que también contribuyó a generar dudas en cuanto a la fuerza de la recuperación.

En el ánimo de los mercados todavía sigue pesando el factor geopolítico relacionado con la crisis en Ucrania, la cual es difícil decir que es un capítulo cerrado.

En el mercado internacional, el dólar fue apoyado más por una demanda como activo de refugio, que por la mejoría en sus fundamentales.

El billete verde avanzó 0.10 por ciento con respecto a una canasta de seis divisas referenciales.

En el plano interno, el avance del peso puede ayudar a disminuir el crecimiento de la inflación, pero habría que tener presente que un fortalecimiento excesivo también puede complicar la recuperación económica.