Mercados

Dólar pone a prueba soporte clave de $12.91

El tipo de cambio del peso con el dólar alcanzó nuevos mínimos en el año, aunque podría estar cerca de encontrar un piso relativamente sólido.
Esteban Rojas
13 mayo 2014 12:58 Última actualización 13 mayo 2014 14:17
Etiquetas
[Bloomberg] Jack Lew también dijo que el Gobierno mantiene su política de tener un dólar fuerte. 

[Bloomberg] Jack Lew también dijo que el Gobierno mantiene su política de tener un dólar fuerte.

CIUDAD DE MÉXICO.- El peso extiende su avance por segunda sesión consecutiva, a contracorriente de la fortaleza del dólar en plano internacional, la cual se acompañó con cifras económicas débiles publicadas en China y los Estados Unidos.

En operaciones de mayoreo, el dólar cerró el martes en 12.925 unidades a la venta, de acuerdo a cifras publicadas por el Banco de México. En el día, el peso avanzó 3.20 centavos, equivalente a 0.25 por ciento.

La moneda nacional hiló su segundo avance y acumuló una ganancia de 0.34 por ciento.

En operaciones intradía, el dólar alcanzó un mínimo en 12.9195 unidades a la venta, poniendo a prueba un soporte de 12.91, el cual finalmente respetó.

Conforme se van perfilando las cosas, el tipo de cambio puede encontrar una barrera más firme en 12.80 pesos.

En el plano internacional, las noticias siguen siendo preocupantes para el desenvolvimiento de la economía mundial.

En China, se dio a conocer que la producción industrial y la ventas minoristas se movieron por debajo de lo esperado, al crecer en 8.7 y 11.9 por ciento durante el pasado abril.

Las cifras, a diferencia de otras ocasiones, no originaron sobresaltos en los mercados. Esto se explica, en parte, por la posibilidad de que la desaceleración económica este cerca de su fin y, por otro, a que exista la confianza en que al gobierno chino no le temblará la mano para instrumentar nuevas medidas de apoyo.

En Estados Unidos, persisten los claroscuros. Por un lado, decepcionó el comportamiento de las ventas minoristas al crecer un anémico 0.1 por ciento en abril.

En tanto que los precios de las importaciones se desplomaron 0.4 por ciento, lo que es una señal de que la inflación continuará baja. Estos indicadores le proporciona margen de maniobra a la Reserva Federal para mantener bajas a sus tasas de interés.