Mercados

Dólar pierde impulso frente al euro; cotiza
en 1.3941

La moneda única de Europa ha cotizado a cerca de un centavo de su máximo de dos años y medio de 1.3967 dólares desde el jueves pasado, cuando el presidente del BCE, Mario Draghi, expresó preocupación sobre la fortaleza del euro.
17 marzo 2014 12:23 Última actualización 17 marzo 2014 12:35
Etiquetas
[El peso puso fin a una racha ganadora de dos sesiones ante el dólar. / Bloomberg / Archivo] 

[El peso puso fin a una racha ganadora de dos sesiones ante el dólar. / Bloomberg / Archivo]

La divisa estadounidense no lograba tomar el impulso previsto por numerosos bancos previamente en el año contra el euro, luego de que los inversionistas consideraran como modestas las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea sobre algunos funcionarios en Rusia y Ucrania tras el referendo separatista en la región de Crimea realizado el fin de semana.

El euro ganaba 0.6 por ciento a 141.83 yenes y subía contra el dólar a 1.3941 unidades, pese a que se registró un retroceso de la inflación en la zona euro, el más reciente indicador que ofrece bases para que el Banco Central Europeo imprima dinero a fin de estimular la economía del bloque.

La moneda única de Europa ha cotizado a cerca de un centavo de su máximo de dos años y medio de 1.3967 dólares desde el jueves pasado, cuando el presidente del BCE, Mario Draghi, expresó preocupación sobre la fortaleza del euro.


Por el contrario, el dólar subía 0.4 por ciento ante el yen a 101.76 unidades, apreciándose luego de cuatro días de pérdidas debido a que los inversores se refugiaron en la moneda japonesa durante el punto álgido de la crisis entre Rusia y Ucrania.

Aunque los inversionistas no descartan otra escalada de tensiones entre Rusia y Ucrania, pocos esperan un contagio a los mercados globales, que se encuentran aliviados de que no haya estallado un conflicto militar en la región del Mar Negro.

Más del 95 por ciento de los votantes de Crimea decidió el domingo que la península se anexe a Rusia, una medida considerada ilegal por las potencias occidentales.

En consecuencia, Estados Unidos y la Unión Europea impusieron sanciones que incluyen el congelamiento de activos y prohibiciones de viaje a funcionarios de Rusia y Ucrania.