Mercados

Peso se aprecia por mal dato del PIB en EU

Este viernes la moneda mexicana ganó terreno aprovechando la caída del billete verde en el mercado internacional con respecto a una canasta de seis divisas.
Esteban Rojas
29 julio 2016 8:51 Última actualización 29 julio 2016 14:22
Los altibajos del dólar y la inflación

Los altibajos del dólar y la inflación

CIUDAD DE MÉXICO.- La moneda mexicana despidió la semana en terreno positivo alentada por la expectativa de que la Reserva Federal pueda prolongar su compás de espera para un incremento en su tasa de referencia, en respuesta a un dato de la actividad económica menor a lo esperado en Estados Unidos.

El dólar spot cerró este viernes en 18.7685 unidades, situación que implicó para el peso un avance de 12.55 centavos, equivalente a 0.66 por ciento.

En ventanilla bancaria el billete verde se vende en 19.05 unidades, cifra menor a las 19.20 del cierre de ayer reportado por Banamex

El Producto Interno Bruto de Estados Unidos (PIB) creció solamente 1.2 por ciento en el segundo trimestre del año por debajo del 2.5 estimado de acuerdo a una encuesta levantada por Bloomberg. La cifra del primer trimestre fue revisada a la baja al pasar de 1.1 a 0.8 por ciento.

El mal dato reportado para la economía norteamericana ocasiona un desplome del dólar en el mercado internacional de divisas, coyuntura que favoreció al avance del peso mexicano.

El billete verde retrocede 1.0 por ciento frente a una canasta de seis divisas, entre las que se encuentra el euro, el yen y la libra.

El dólar en el mercado internacional se ve también afectado negativamente por la posibilidad de que la Fed pueda postergar un aumento en su tasa de referencia.

En el mercado de futuros se le da una probabilidad de que la Fed pueda elevar el costo del dinero hasta mediados del próximo año.

Visto desde otro ángulo, un menor crecimiento de la economía norteamericana es una mala noticia para México en lo general y, en lo particular, para la moneda mexicana, dado que representa un menor potencial para la generación de divisas vía el sector exportador. Esta situación pude ser un lastre para la recuperación del peso.

Los precios del petróleo mostraron una recuperación en respuesta a la caída del dólar en el mercado internacional, aunque no lograron evitar un comportamiento mixto.

El West Texas Intermediate subió a 41.48 dólares por barril, mientras el Brent disminuyó 0.60 por ciento a 42.46 dólares.

La tendencia negativa presentada por los precios del crudo es un factor que en anteriores días ha sido una fuente de presión a la baja para el peso.

En México, de acuerdo a cifras oportunas desestacionalizadas, el PIB mostró una disminución de 0.3 por ciento en el segundo trimestre del año. A tasa anual la variación fue de 1.4 por ciento.

El menor dinamismo de la economía mexicana contribuye a cerrar la brecha entre las exportaciones y las importaciones. De ser así, se puede disminuir un factor de inestabilidad para la moneda mexicana.

A pesar de la volatilidad, el tipo de cambio del peso con el dólar no se ha salido de su rango de oscilación de las últimas semanas, cuya parte alta se encuentra en 18.95 y la baja en 18.20 unidades, en el mercado de mayoreo.