Mercados

El peso celebra el 15 de septiembre con ganancias

La moneda mexicana supo recuperarse al final de la sesión siguiendo la línea de la sesión anterior y llevándola a cerrar con un balance semanal positivo del 0.22 por ciento.
Redacción
15 septiembre 2017 8:25 Última actualización 15 septiembre 2017 14:21
peso

(Especial)

CIUDAD DE MÉXICO.- En la última jornada de la semana, la moneda mexicana logró ligar su segundo día de ganancias, gracias a los precios del petróleo que cobraron fuerza al cierre tras la caída del dólar a nivel internacional.

El tipo de cambio recibió un impulso inicial del dato de las ventas minoristas y la producción industrial de Estados Unidos del mes de agosto que cayeron más de lo estimado por analistas.

Aunque prevalecieron durante la jornada las presiones en el mercado de cambios al renovarse tensiones geopolíticas en el plano internacional después de que Corea del Norte lanzara un misil que pasó sobre Japón y se adentró en el Océano Pacífico.

El Banco de México
informó que el dólar spot cerró en 17.6590 unidades. En el día, el peso ganó 0.24 por ciento y 0.22 por ciento en el balance semanal.

En ventanilla bancaria, el dólar se vende en 18.00 unidades, cifra menor respecto a las 18.05 pesos reportados el jueves como cierre por Citibanamex.


La moneda mexicana encontró apoyo en la caída del dólar en el mercado internacional, situación que favoreció el buen desempeño en los precios del petróleo.

El índice que mide al billete verde frente a una canasta de seis divisas cae 0.18 por ciento, lo cual favoreció al peso mexicano.

En tanto, los precios del petróleo subían previo al cierre al prevalecer el buen ánimo de los inversores que generó el reporte de la Agencia Internacional de Energía que apunta a que la demanda mundial podría subir este año a su nivel más alto desde 2015.

El crudo tipo West Texas subía 0.12 por ciento a 49.95 dólares por barril, mientras que el tipo Brent ganaba 0.25 por ciento a 55.62 dólares. 

En el contexto geopolítico, prevaleció la tensión a nivel internacional después que Corea del Norte lanzara nuevamente un misil.

Pyongyang lanzó en las primeras horas de este viernes un segundo misil que pasó sobre Japón y cayó en el Océano Pacífico, lo que profundizó la tensión después de la reciente prueba norcoreana de su sexta y más poderosa bomba nuclear.

Corea del Norte dijo que acelerará sus planes para adquirir armas nucleares que puedan golpear Estados Unidos, en su primera respuesta a las nuevas sanciones de Naciones Unidas.

La aversión al riesgo generada por factores de carácter geopolítico, se vio reducida por  el dato de las ventas minoristas de agosto en Estados Unidos que cayeron 0.2 por ciento, cifra mayor a lo esperado por los analistas del 0.1 por ciento, mientras que la producción industrial estadounidense bajó 0.9 por ciento el mes pasado, su mayor caída desde mayo del 2009, tras seis meses consecutivos de crecimiento.

Analistas señalan que ambos datos probablemente no cambien mucho las expectativas de que la Reserva Federal anuncie un plan para empezar a reducir su enorme cartera de 4.2 billones de dólares en bonos del Tesoro y otros activos en su reunión de la próxima semana.

La probabilidad de un ajuste del costo del dinero a fin de año está en alrededor de 50 por ciento en el mercado de futuros. Las expectativas se igualaron esta semana por datos de los precios al consumidor de agosto, que reflejaron una leve aceleración.