Mercados

Dólar alcanza máximos en seis semanas frente al euro

La aceleración de la inflación en abril eleva las presiones de una intervención del Banco Central Europeo (BCE) en junio para recortar sus tasas de interés e implementar nueva medidas para impulsar la economía.
15 mayo 2014 8:32 Última actualización 15 mayo 2014 8:43
[El dólar se ofrece hasta en $12.98 en el ACIM. / Arturo Monroy] 

[El dólar se ofrece hasta en $12.98 en el ACIM. / Arturo Monroy]

El dólar subía a máximos en seis semanas frente al euro después que cifras del crecimiento económico de la zona euro inferiores a los estimados en el primer trimestre y la aceleración de la inflación en abril, aumentan las presiones de una intervención del Banco Central Europeo (BCE) para recortar sus tasas de interés e implementar nueva medidas para frenar la inflación en su reunión de junio para alentar los préstamos a las pequeñas y medianas empresas.

En las operaciones de media sesión en Europa, la divisa europea caía un 0.29 por ciento a 1,3673 dólares. Este nivel de 1.36 no lo alcanzaba desde principios de diciembre de 2013, cuando se cotizó en 1.3650 unidades, cuando la tasa de interés se mantenía en el nivel de 0.25 por ciento.

El miércoles la divisa cayó un 0.1 por ciento a 1.3716 dólares, ante las intervenciones de bancos centrales de Corea del Sur y China.


La oficina de estadísticas de la zona euro (Eurostat) informó que la economía de la región creció un 0.2 por ciento, frente al 0.4 por ciento estimado por analistas, en Francia la economía se estancó inesperadamente y las economía de Italia se redujo.

En tanto que la inflación se aceleró al 0.7 por ciento en abril, frente al 0.5 por ciento en marzo. La cifra se ubica por debajo de lo que el BCE denomina la "zona de peligro" -menos del 1 por ciento- y muy lejos del objetivo del BCE -justo por debajo del 2 por ciento-.

El vicepresidente del Banco Central Europeo, Vitor Constancio dijo en Berlín que los responsables políticos de la zona euro están dispuestos a agregar más estímulo monetario si es necesario.

El BCE, que no ve un riesgo claro de deflación en la zona euro, dijo que estaba listo a desplegar medidas convencionales y no convencionales para combatir la baja inflación, que se espera se mantenga por debajo del objetivo hasta el 2016.

El banco ha manifestado en diversa ocasiones que está preparando un paquete de medidas para su reunión de junio, incluidos recortes en todos los tipos de interés y estímulos al crédito bancario para las PYMEs.

Hoy, los inversionistas estarán pendientes de las declaraciones de la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, después de decir la semana pasada que la economía de Estados Unidos todavía necesita apoyo.

En Estados Unidos, las solicitudes de desempleo cayeron en 24.000 a 297.000 en la semana terminada el 10 de mayo, su menor nivel en siete años, en una evidencia de que el mercado laboral se está fortaleciendo.