Mercados

Dólar acumula baja de 1.55% en 5 sesiones frente al peso

Bajas tasas de interés en el mundo, ayudan a mejor demanda por activos denominados en pesos. El dólar cierra en 13.0865 unidades a la venta.
Esteban Rojas
14 agosto 2014 14:2 Última actualización 14 agosto 2014 14:8
Dólar

Dólar (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Los vientos siguieron siendo favorables para el peso. Noticias provenientes de Europa mantiene la expectativa de mayores flujos de capital en busca de más altos rendimientos en naciones emergentes con sólidos fundamentales, como México.

En operaciones de mayores, el dólar cerró el jueves en 13.0865 unidades a la venta, de acuerdo a cifras publicadas por el Banco de México. En el día, el peso avanzó 4.0 centavos semejante a 0.30 por ciento.

La racha ganadora del peso se extiende por cinco jornadas consecutivas, en donde ha acumulado una apreciación de 1.55 por ciento, el segundo mejor ciclo de recuperación en lo que va del año.


En operaciones de menudeo o de ventanilla, el tipo de cambio se cotizó alrededor de 13.30 pesos a la venta.

Noticias negativas generadas en Europa, afectan al sector exportador de México, pero en el ámbito financiero, el peso se ve favorecido por la expectativa de que algunos capitales de esa región puedan aprovechar las mayores tasas de interés en México y las oportunidades de inversión que se abren con las reformas estructurales.

El panorama económico para la zona euro continúa nublado. En el segundo trimestre del año, la región presentó un anémico crecimiento a tasa anual de 0.7 por ciento, por debajo del 0.9 de los tres primeros meses.

La perspectiva para el tercer trimestre es gris, dado que las naciones europeas resentirán el efecto negativo de las sanciones que impusieron contra Rusia. Este comportamiento, aunado a un crecimiento de los precios al consumidor de solamente 0.4 por acción a tasa anual, hace que el fantasma de la deflación adquiera mayor fuerza.

El débil desempeño de la actividad en el viejo continente, en China y en Japón, sumado a las dudas en torno a la fuerza de la recuperación económica en los Estados Unidos, mantiene presión de baja sobre las tasas de interés en el mundo.