Mercados

Yen japonés, una alternativa ganadora
en el “flight to quality”

De acuerdo con analistas de Accival, el yen, junto con los bonos del tesoro americano, han representado claramente un refugio de valor y pronostican que el siguiente objetivo girará en torno a los 101 yenes por dólar.
Clara Zepeda
Clara Zepeda
28 junio 2016 13:33
[Bloomberg] Un yen más débil y una demanda externa más firme impulsaron el crecimiento. 

[Bloomberg] Shinzo Abe planea debilitar el yen através de la compra de bonos estadounidenses.

En lo que va del 2016, el yen expone una apreciación de más de 18 por ciento frente al dólar. La fortaleza de la moneda nipona no sólo es respecto de la divisa estadounidense, sino también frente a la mayoría de sus cruces cambiarios y las divisas más demandadas en el mundo.

“Es cierto que los estímulos del Banco Central de Japón para incentivar el crecimiento de la economía han llevado a las tasas de interés a terreno negativo y el efecto debería en principio depreciar la moneda.

Sin embargo, la alta demanda por bonos japoneses, alemanes y de Estados Unidos (Treasuries) ha permitido contrarrestar dicho efecto y apreciar la divisa. De este modo, el yen, junto con los bonos del tesoro americano, han representado claramente un refugio de valor”, aseveró Ricardo López, analista de Acciones y Valores Banamex Casa de Bolsa (Accival).

El especialista comentó que la perspectiva técnica apunta a que continuaría la dinámica de fortaleza para el yen. Incluso, han pronosticado un siguiente objetivo en torno a los 101 yenes por dólar.


Para Genevieve Signoret, presidenta de TransEconomics, tras el Brexit, todos los activos de riesgo se liquidarán entre uno y tres meses y, durante este período, repuntarán las clases de activos de refugio.

“De los activos de refugio, los más seguros son los bonos del gobierno estadounidense y japonés, y mientras mayor sea su plazo, mejor. Sin embargo, cualquier concentración excesiva en clases de activos de refugio podría ser contraproducente. Además, consideramos que incluso con el triunfo del Brexit, la caída de las valuaciones de los activos de riesgo será de corta duración, digamos de unos tres meses”, prevé la especialista de la firma de asesoría patrimonial a personas físicas y morales.

Signoret añadió que los inversionistas están crónicamente sedientos de rendimiento y las tasas de interés mundiales se mantienen cercanas a cero. Cualquier episodio de pánico financiero endurecería las condiciones del mercado, eliminando la necesidad de un alza de tasas por parte de la Reserva Federal (Fed) en los próximos meses. Además, la zona del euro y Japón probablemente ampliarán el estímulo monetario pase lo que pase.

Valentín Carril, economista jefe para Latinoamérica de Principal Financial Group, precisó que en Japón se reportaron cifras variadas que indican que la situación de crecimiento lento e inflación negativa se mantiene y que hay un bajo desempleo. Dado lo anterior, el gobierno decidió por segunda vez postergar el anunciado aumento del IVA de 8.0 a 10 por ciento.

La segunda estimación del PIB del primer trimestre se ajustó al alza de 0.4 por ciento trimestral secuencial a 0.5 por ciento; lo que significa 1.9 por ciento anual. Es un muy buen crecimiento comparado con la historia reciente de ese país, por lo que sigue siendo un lugar seguro para invertir.