Mercados

Vive Rusia la peor crisis desde el default de 1998

El presidente ruso, Vladimir Putin enfrentará el jueves, en su conferencia anual, los cuestionamientos de la prensa rusa e internacional, inquietos por la salud de la economía.
Efraín Hilario
Efraín H. Mariano
16 diciembre 2014 5:10
Rusia

(Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- La sostenida depreciación del rublo ruso, que este lunes experimentó la peor caída en su historia --cercana al 10 por ciento--, acercó a la octava mayor economía del mundo a una inminente recesión.

La divisa rusa se desplomó 9.5 por ciento, su mayor caída desde el período posterior al ‘default’ de Rusia en 1998, a 64.10 por dólar, para profundizar su depreciación a más de 50 por ciento durante el año.

Por su parte, el índice RTS de la bolsa de Moscú, denominado principalmente en dólares, se hundió 10.12 por ciento.

El desplome superior a 40 por ciento de los precios internacionales de petróleo –que se espera le reste 75 mil millones de dólares en ingresos a Rusia-- y las sanciones occidentales contra Moscú –que se estima cuesten 35 mil millones de dólares-- aumentan las expectativas de que la locomotora de Europa del Este podría cerrar el año con una contracción de 0.9 por ciento en su PIB.

La intervención del Banco de Rusia, que ha gastado 80 mil millones de dólares respaldando al rublo este año, incluidos cerca de 5 mil 900 millones en diciembre, ha logrado poco por frenar la caída de la divisa rusa y alejar a la economía de las fauces de la recesión.

En un intento desesperado por contener la crisis, el banco central ruso decretó este lunes un aumento de su tasa de interés de referencia, que pasó de 10.5 a 17 por ciento.

Como resultado, las expectativas de que Moscú tendrá que recurrir a medidas poco convencionales para estabilizar a la moneda han aumentado de forma considerable, pese a que ello podría restarle credibilidad a Rusia en los mercados internacionales.