Mercados

Surge otro caso de manipulación de una divisa emergente

Docenas de operadores de divisas de algunos de los mayores bancos del mundo están bajo la lupa en una investigación en Sudáfrica sobre manipular el valor del rand.
Álvaro Montero
Mercado negro de divisas en Argentina. (Bloomberg)

[Objetos relacionados con la figura del fallecido Nelson Mandela se han agotado en los locales comerciales de Sudáfrica. / Reuters]

Docenas de operadores de divisas de algunos de los mayores bancos del mundo, desde Credit Suisse Group hasta Bank of America, han sido nombrados en una investigación en Sudáfrica sobre un presunto plan de los operadores para manipular el valor de su divisa, el rand.

Entre los operadores, que los entes reguladores dijeron eran parte de un proyecto ilícito para manipular el precio del rand sudafricano desde por lo menos 2007, se cuentan Gavin Cook de Bank of America y Christopher Hatton de Credit Suisse, según una demanda contra un grupo de entidades crediticias publicada por la Comisión de Competencia de Sudáfrica. Otras dos personas mencionadas en el documento, el ex empleado de BNP Paribas Jason Katz y el ex operador de Citigroup Christopher Cummins, se declararon culpables en Estados Unidos de acusaciones de manipulación de divisas de mercados emergentes, incluido el rand.

La Comisión de Competencia, que investiga los casos, presentó una demanda en el Tribunal de Competencia de Pretoria, que convocará a una audiencia antes de decidir qué penas deberán aplicarse, si es que corresponde aplicar alguna. La comisión solicita que se multe a la mayoría de los bancos por cartelización y manipulación de la negociación del rand.

El proceso debería ser más breve que la mayoría de los casos antimonopólicos debido a la naturaleza sencilla del tema, dijo el jueves una fuente familiarizada con el asunto. Los reguladores no solicitan medidas específicas contra operadores individuales, pero es probable que exijan modificar los incentivos que pueden alentar a los operadores a traspasar los límites, dijo la fuente.

La investigación sudafricana es la más reciente relacionada con presuntas manipulaciones por parte de los mayores bancos del mundo del mercado de 5.1 billones de dólares diarios de productos vinculados al tipo de cambio, lo que ha generado más de 10 mil millones de dólares en multas desde que Bloomberg reveló la manipulación en 2013.

PRESUNTA CONSPIRACIÓN

“La conducta conspirativa de los demandados constituye un plan de éstos para manipular los precios y dividir los mercados”, según la demanda de la Comisión de Competencia, que describe la conducta como “una notable y grave violación” de la ley sudafricana. “Ese tipo de conducta colusoria es perjudicial para los consumidores porque los priva de los beneficios que surgen de la competencia”.

Cook, de Bank of America, y Hatton, de Credit Suisse, ambos con residencia en Nueva York, no respondieron inmediatamente las solicitudes de declaraciones. Vanessa Neill, portavoz de Credit Suisse en Londres, declinó efectuar declaraciones. John McIvor, vocero de Bank of America en Londres, tampoco quiso hacer declaraciones.

Actuales y ex operadores de Standard Chartered, Macquarie Group, Barclays, Commerzbank y JPMorgan Chase & Co. también participaron en una “conspiración” forjada por medio de chats, conversaciones telefónicas y reuniones, sostiene el documento.

Standard Bank Group, Australia & New Zealand Banking Group y otras entidades crediticias nombradas en la investigación rehusaron hacer declaraciones al contactárselos en relación con la investigación. Barclays Africa Group y Citigroup cooperan con los entes reguladores para evitar las multas, dijeron el jueves fuentes familiarizadas con la investigación. Investec dijo el viernes en un comunicado que el caso se limita a un solo operador y que solicitará más información a los reguladores.