Mercados

Se disparó el poder adquisitivo de las remesas, por ajuste cambiario

De acuerdo con cifras del banco central mexicano, el año pasado los ingresos por remesas del exterior alcanzaron un monto sin precedentes al ser convertidos a pesos, por efecto directo del tipo de cambio.
Esteban Rojas
Esteban Rojas
04 febrero 2015 5:0
 [Bloomberg] Se realizaron 5.1 millones de operaciones; la remesa promedio fue de 287.69 dólares.

[Bloomberg] Se realizaron 5.1 millones de operaciones; la remesa promedio fue de 287.69 dólares.

El año pasado alcanzó la cifra sin precedente de 312 mil 742 millones de pesos, un aumento a tasa anual de 12.7%.
El ajuste del tipo de cambio también genera beneficios en el país, concretamente impulsa el poder de compra de quienes reciben ingresos en dólares y residen en México: los receptores de las remesas.

De acuerdo con cifras del banco central mexicano, el año pasado los ingresos por remesas del exterior alcanzaron un monto sin precedentes al ser convertidos a pesos, por efecto directo del tipo de cambio.

Así, los ingresos por remesas ascendieron a 312 mil 745 millones de pesos, cifra que constituye un máximo histórico. En general, el desempeño de los recursos provenientes del exterior, por concepto de remesas, obedeció a un mejor desempeño de la economía norteamericana al crecer 2.4 por ciento en 2014, por arriba de 2.2 por ciento del año previo.

En tanto que el tipo de cambio ayudó a potenciar el ingreso por divisas.
En promedio, la paridad peso dólar mismo día a la compra fue en 2014 de 13.3 unidades, mayor a los 12.70 de un año antes.

Esta situación permitió recibir más pesos por cada dólar que se captó por concepto de Los ingresos provenientes del exterior por trabajadores que tienen familiares en México, con lo que se validó como una de las principales fuentes de divisas.

Remesas, superan ingresos petroleros en diciembre
En el pasado mes de diciembre, los ingresos por remesas a México fueron de 2 mil 196 millones de dólares, cifra superior a las exportaciones de petróleo crudo por 2 mil 9 millones.

La situación observada en diciembre se puede considerar como atípica, dado que los ingresos petroleros son tradicionalmente superiores a los de las remesas.

De manera acumulada en 2014, los ingresos por remesas ascendieron 23 mil 607 millones de dólares, mientras los provenientes de la venta al exterior de petróleo crudo fueron por 36 mil 248 millones.

La fuerte caída de los petroprecios tuvo un impacto directo en el saldo final, y por eso se presentó esta situación que pocas veces se observa.
Círculo virtuoso.

De mantenerse la trayectoria de los dos indicadores clave, posiblemente el escenario para los beneficiarios de las remesas en el presente año será favorable.

El Fondo Monetario Internacional estima que la economía norteamericana puede crecer alrededor de 3.6 por ciento para este año, lo que potencialmente pude ser favorable para los trabajadores de origen mexicano.

En tanto que, en la reciente encuesta publicada por el Banco de México, se estima que el tipo de cambio podría cerrar en este año en 14.18 pesos, lo que volvería a favorecer al poder adquisitivo de las remesas una vez convertidas a moneda nacional.

Por eso es probable que en 2015 los ingresos por remesas familiares a México podría ser un importante motor del consumo interno.

El ajuste en el tipo de cambio siempre es un elemento que se considera nocivo, lo que efectivamente sucedía en años anteriores.

Las condiciones han cambiado, si bien no es deseable una depreciación excesiva del peso, cuando ésta sucede hay algunos factores que juegan a favor.

El hecho de que la inflación esté bajo control, disminuye el impacto sobre los precios; al menos en el último trimestre del año pasado no se reflejó.

Pero un factor adicional es el poder de consumo que adquieren miles de mexicanos que reciben recursos del exterior, sobre todo cuando coincide un periodo de depreciación cambiaria con uno de mayor flujo de recursos hacia nuestro país.

Está comprobado que las remesas son prepondarantemente destinadas al consumo de corto plazo en las comunidades en las que se reciben.

Por eso, los recursos impulsan las actividades de las economías locales. El ajuste del tipo de cambio tiene en este sentido un impacto positivo para el país.