Mercados

Mercados reaccionan a debilidad económica en Estados Unidos

Débiles reportes económicos publicados ayer son nuevas evidencias de que la economía norteamericana está perdiendo fuerza, lo que también se reconoció en el informe de la Reserva Federal de los Estados Unidos, conocido como el Beige Book.
Esteban Rojas
EU

(Bloomberg)

El dólar cayó frente a otras divisas, los mercados bursátiles globales retrocedieron y el precio de los bonos norteamericanos registró un incremento ayer tras la publicación de cifras económicas con nuevas evidencias de que la economía de Estados Unidos está perdiendo fuerza.

El billete verde retrocedió 0.86 por ciento frente a una canasta de seis divisas. La libra avanzó 1.51 y el euro 0.87 por ciento.

El peso mexicano ganó 0.48 por ciento, con lo que corto dos días con números rojos y en donde había acumulado una depreciación de 1.18 por ciento.

Entre las monedas de naciones emergentes que más ganaron estuvieron la de Sudáfrica, Brasil y Turquía con alzas de 2.48, 1.95 y 1.58 por ciento, en cada caso.

En el mercado accionario, la mayoría de los índices reaccionaron a la baja: el Índice de Precios y Cotizaciones de la bolsa mexicana registró una caída de 0.57 por ciento, lo que lo llevó a cerrar en 44 mil unidades 64.43 puntos.

En Nueva York, el promedio industrial Dow Jones perdió 0.92 por ciento, el Standard & Poor's 500 bajó 0.47 por ciento, mientras que el índice tecnológico Nasdaq cayó 0.29 por ciento. El índice MSCI All Country retrocedió 0.49 por ciento.

En contraste, el mercado de deuda estuvo entre los ganadores, ante la perspectiva de que la Fed postergue un ciclo de alza.

El precio del bono líder norteamericano a 10 años subió, lo que se reflejó en una disminución de 0.06 puntos porcentuales en su rendimiento, con lo que rompió a la baja la barrera del 2.0 por ciento.

Dólar y China, un lastre para la economía de EU
Los movimientos de los distintos mercados se observaron tras la publicación de las cifras de ventas minoristas en Estados Unidos, las cuales resultaron menores a lo esperado al experimentar un crecimiento de 0.1 por ciento en el pasado septiembre, mientras que las correspondientes al mes de agosto fueron revisadas de 0.2 a un crecimiento nulo. Quitando las ventas de automóviles, se reportó una disminución de 0.3 por ciento.

En otra frente, el Departamento del Trabajo informó que el índice de precios al productor bajó un 0.5 por ciento en septiembre, la mayor caída desde enero. A tasa anual este indicador presenta una contracción de 1.1 por ciento.

Los datos dados a conocer ayer confirmaron las expectativas de un menor crecimiento del PIB. De acuerdo a una encuesta levantada por Bloomberg entre especialistas, se calcula que la economía norteamericana pudo haber crecido solamente 2.0 por ciento en el tercer trimestre del año, cifra por debajo del 3.9 reportado en el periodo junio-agosto.

Además, en el informe de la Fed, conocido como el Beige Book, se reconoce que la economía de los Estados Unidos continua expandiéndose, pero a un ritmo “moderado” como respuesta a mayores problemas en el contexto externo, como en el caso de China, y por la fortaleza del dólar.

Los riesgos para el crecimiento económico crecen debido a que el motor más importante de la economía mundial y el que presentaba el mejor comportamiento está perdiendo fuerza, en momentos en que no hay señales de un piso en la desaceleración en la actividad en China.

Apretón en la política monetaria de la Fed se posterga
Después de las cifras publicadas ayer y del informe económico de la Fed, la probabilidad implícita de un alza en la tasa de la Fed en su reunión del 28 de octubre bajó del 10 al 4 por ciento y para la del 16 de diciembre pasó de 35.2 a 28.6 por ciento.

Dentro de lo destacado se encuentra el hecho de que ahora la expectativa del inicio de un ciclo de alza en las tasas de interés en los Estados Unidos se corrió hasta la reunión de abril y junio del próximo año.

Anteriormente se consideraba que la Fed podría elevar su tasa con mayor probabilidad en su reunión de marzo del 2016.