Mercados

¿Qué esperan los mercados para el viernes 4 de marzo?

El ritmo y la orientación de los mercados estará marcado, en buena parte, por las cifras de empleo en los Estados Unidos y la evolución de los precios del petróleo. 
Esteban Rojas
Esteban Rojas
03 marzo 2016 21:0
Empleo NL. (El Financiero)

Empleo NL. (El Financiero)

CIUDAD DE MÉXICO.- La última jornada de la semana estará dominada por la publicación de datos referentes al mercado laboral norteamericano.

La generación de empleo no agrícola se espera ascienda a 195 mil nuevas plazas durante el pasado febrero, por arriba de las 151 mil reportadas en enero, de acuerdo a una encuesta levantada por Bloomberg.

En tanto que la tasa de desempleo podría ubicarse en 4.9 por ciento, sin cambio con respecto a su anterior reporte.

Otra cifra a la cual hay que poner atención es la del salario promedio, esperando que pueda experimentar un incremento de 0.2 por ciento. Este indicador es seguido porque muestra posibles presiones sobre la inflación.

Es factible que de venir las cifras de empleo conforme a lo esperado, se pueda reforzar la posibilidad de que la Reserva Federal vuelva a incrementar su tasa de referencia antes de que finalice el presente año.

El “apretón” monetario esperado no elimina la política gradualista, dado que la recuperación de la economía norteamericana todavía es lento.
Una muestra todavía de la fragilidad de la recuperación en la principal economía del mundo puede darse en el comportamiento de su sector externo.

Se espera un aumento del déficit comercial de los Estados Unidos a 44 mil millones de dólares en el primer mes del año desde los 43 mil 360 millones reportados en el pasado diciembre.

Las probabilidades implícitas en el mercado de futuros apunta a que un alza en la tasa de referencia de la Fed pueda ocurrir hasta su reunión del próximo noviembre. Veremos en como las cifras de empleo modifican esta expectativa.

En el plano internacional, los mercados seguirán atentos al comportamiento de los precios del petróleo, sobre todo por la existencia de algunas señales que apuntan a una cierta pérdida de vigor en su presente ciclo de alza.

En el caso de México, destacan los indicadores relacionados con la confianza y las expectativas empresariales, correspondientes al pasado febrero. Estas cifras servirán de “termómetro” para señalar la velocidad y la fuerza de la recuperación económica en los próximos meses.