Mercados

Presión sobre el peso seguiría al menos hasta reunión de la Fed

La moneda mexicana tuvo una semana negra al acumular una caída de 4.27 por ciento, y fue la segunda divisa más golpeada por la volatilidad cambiaria generada por la próxima reunión de la Fed.
Esteban Rojas
Esteban Rojas
14 diciembre 2015 5:0
El peso alcanza los 16.69 por dólar. (Bloomberg)

El peso alcanza los 16.69 por dólar. (Bloomberg)

El pasado viernes, el peso registró su segundo mínimo histórico consecutivo frente al dólar, dentro de un contexto internacional de una venta generalizada que no está tomando en cuenta, por el momento, los mejores fundamentales que presenta México.

La moneda nacional acumuló una depreciación semanal de 4.27 por ciento, lo que la llevó a ser la segunda moneda con peor desempeño en el mundo, de acuerdo a cifras publicadas por Bloomberg.

La baja semanal estuvo encabezada por la perteneciente a Sudáfrica con un desplome de 9.56 por ciento. En tercer, cuarto y quinto lugar estuvieron las de Colombia, Brasil y Rusia, con bajas de 3.92, 3.33 y 3.08 por ciento, en cada caso.


México con mejores fundamentales

La venta que se observó en el mercado cambiario internacional entre las monedas de países, principalmente productores de materias primas, se ha dado de una forma generalizada e indiscriminada.

México, claramente se diferencia por sus mejores fundamentales de las naciones cuyas monedas presentaron el mayor castigo semanal.

El crecimiento económico del país de 2.6 por ciento a tasa anual en el tercer trimestre del año es el segundo más alto de los cinco naciones mencionadas, contrastando sobre todo con los desplomes en la actividad de Brasil y Rusia, con variaciones de -4.5 y -4.10 por ciento en el mismo periodo.

Dentro de los cinco países destaca también que México es el que presenta la mayor estabilidad financiera, al crecer la inflación en 2.21 por ciento, un nivel mínimo histórico.

La tasa de desempleo es la más baja y las finanzas públicas registran un déficit manejable a pesar de la caída en los ingresos petroleros, debido a la existencia del seguro que representan las coberturas contratadas para este año y el 2016.

De los cinco países cuyas monedas registran las mayores caídas, México es el único que se encuentra en la ruta de aplicar reformas estructurales, que le pueden mejorar la perspectiva de su economía una vez que pase la fase más aguda de la turbulencia proveniente del exterior.

En el momento que los participantes empiecen a tomar en cuenta los fundamentales de cada país, la situación del peso puede mejorar o, por lo menos, ser mucho más defensivo.

La Fed en el radar

Un elemento de incertidumbre que todavía puede provocar turbulencia en el mercado cambiario en los próximos días, parte de los precios del petróleo, se relaciona con la decisión de política monetaria de la Fed.

Los tres primeros días de la semana pueden ser de altibajos, aunque habría que tomar algunos elementos que le pueden dar dirección al tipo de cambio.

En primero, para prácticamente nadie será una sorpresa si la Fed aumentara su tasa de referencia en un cuarto de punto el próximo miércoles, algo que por lo tanto ya podría estar incorporado en buena parte en el precio del dólar.

En segundo, los participantes del mercado pueden reaccionaron mejor ante la posibilidad de que la Fed enfatice en que los posteriores aumentos serían de una forma muy gradual.

En tercero, en los dos últimos ciclos de alza en las tasas de referencia de la Fed, los ocurridos a mediados de junio de 1999 y el del mismo mes pero de 2004, han mostrado que después de los anuncios del primer aumento el peso tiende a apreciarse.

Banxico vende en la semana 1,000 millones de dólares

El dólar interbancario cerró el pasado viernes en 17.384 unidades a la venta con lo que estableció su máximo histórico número 22 del año, de acuerdo con información publicada por el Banco de México. En el día, el peso retrocedió 18.95 centavos, equivalente a 1.10 por ciento.

En operaciones de ventanilla o de menudeo, el dólar se vendió alrededor de 17.68 pesos.

En operaciones intradía es la primera vez que el tipo de cambio toca una marca sin precedente y, al cierre, se reportó su segundo máximo histórico consecutivo.

En la jornada el tipo de cambio registró una cotización máxima en 17.429 pesos en el mercado de mayoreo, terminado por debajo de dicho nivel.

La presión alcista sobre el dólar generó las condiciones para que el Banco de México vendiera 400 millones de dólares al mercado vía subasta con precio mínimo de 1.0 y 1.5 por ciento.

En la semana, la suma inyectada al mercado por el instituto central ascendió a mil millones de dólares.

El monto vendido por Banxico al mercado ayuda a la liquidez, pero no es capaz de modificar la trayectoria del tipo de cambio, dado que representa una parte muy pequeña de los cerca de 25 mil millones de dólares que se han negociado en el mercado en las últimas dos jornadas.