Mercados

Peso retrocede por fantasma de la Fed y gasolinazo

El mercado cambiario nacional resintió la decisión de la Secretaría de Hacienda respecto a los precios de la gasolina que consideran un nuevo incremento para el siguiente mes.
Esteban Rojas
gasolina precio méxico (Bloomberg/Archivo)

gasolina precio méxico (Bloomberg/Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- La moneda mexicana reaccionó ayer a la baja a los datos económicos por arriba de lo esperado en Estados Unidos y a los aumentos anunciados a la gasolina en México a partir de 2017.

Antes de las 9:00 horas, en tiempo de la Cuidad de México, el peso ganaba terreno, al venderse el dólar interbancario cerca de los 20.60, en tanto que en ventanilla bancaria se encontraba por debajo de la barrera de los 21 pesos.

Los vientos cambiaron después de darse a conocer que la confianza del consumidor en Estados Unidos subió sorpresivamente. El índice se reportó en 113.7 unidades, muy por arriba del 109 esperado. Además, el índice que mide la actividad manufacturera, calculado por la Fed de Richmond, alcanzó los 8 puntos este mes, desde los 4 reportados en noviembre.

Ambas cifras reforzaron la probabilidad de que la Reserva Federal eleve su tasa de referencia el siguiente año, lo que aumentó la demanda de dólares en el mercado internacional, y favoreció la venta de algunas monedas emergentes, entre ellas el peso.

A nivel local, el precio del dólar también subió debido a la expectativa de una mayor inflación provocada por el alza en las gasolinas, lo que podría minar en términos reales al tipo de cambio, es decir, disminuiría el poder adquisitivo del peso.

El dólar spot cerró en 20.7670 unidades, su mayor precio desde el 11 de noviembre, cuando alcanzó un máximo histórico en 20.9475, según datos del Banco de México. Mientras tanto, en ventanillas bancarias, el dólar se vendió en 21.05 pesos.

El tipo de cambio del peso con el dólar sigue dentro de una zona de congestionamiento, cuya parte alta se encuentra en 20.87 y la baja en 20.14 unidades, en el mercado de mayoreo.