Mercados

Peso resiente “tormenta perfecta”; dólar sube a $18.55 al menudeo

La caída del petróleo, la desaceleración en China y el alza de tasas de la Fed han sido los principales factores que oprimen a la moneda mexicana.
Esteban Rojas
El peso alcanza los 16.69 por dólar. (Bloomberg)

El peso alcanza los 16.69 por dólar. (Bloomberg)

El peso, al igual que otras monedas de países emergentes, enfrenta una “tormenta perfecta” que lo ha llevado a hundirse a un mínimo histórico frente al dólar.

A las presiones generadas por el inicio de un ciclo alcista en la tasa de referencia de la Reserva Federal de Estados Unidos, se han sumado las provenientes del débil desempeño de la economía de China y el desplome en los precios del petróleo.

El viernes, el dólar de ventanilla tocó un nivel sin precedentes de 18.60 pesos, sin embargo, al cierre, bajó a 18.55 unidades, suficiente para marcar su quinto máximo histórico en lo que va de 2016.

En tanto, el dólar interbancario, cerró la sesión en 18.2485 pesos, también un nivel récord, según cifras de Banco de México.

“Esta caída está claramente relacionada con el desplome de más de 11 por ciento del precio del petróleo, que llevó a la mezcla mexicana a su menor nivel desde 2004, que a su vez fue detonada por la influencia negativa sobre la demanda esperada del energético que ejercieron los datos por debajo de lo esperado de la economía china”, explicó Javier Amador, analista macroeconómico de BBVA Research.

Debido a la depreciación del peso en la sesión del viernes, el Banco de México (Banxico) realizó dos subastas con precio mínimo, por un monto de 200 millones de dólares, cada una.

En los primeros 15 días del año, Banxico vendió mil 400 millones de dólares, con el propósito de ordenar las operaciones en el mercado cambiario, y de diciembre del 2014 a la fecha, se han inyectado al mercado 26 mil 121 millones de dólares.

MONEDAS VINCULADAS A CHINA Y PETRÓLEO, LAS MÁS GOLPEADAS
Los primeros quince días del año han sido negros para la mayor parte de las monedas en el mundo, pero particularmente a las vinculadas en mayor medida con la actividad económica de China y la producción del petróleo.

De las cinco monedas que encabezan las mayores caídas en lo que va del año, dos pertenecen a naciones productoras de petróleo, pero todas presentan la característica de tener importantes vínculos comerciales con el gigante asiático.

La moneda que más ha perdido frente al dólar, es el rand de Sudáfrica, con una devaluación de 7.84 por ciento. Según información de Bloomberg, China es el principal comprador de productos del país africano, con 36 por ciento del total de sus ventas foráneas.

Debido a que las materias primas que exporta Sudáfrica se cotizan en dólares, las menores compras chinas significan una menor entrada de divisas a ese país.

Para Australia y Nueva Zelanda, China también es el principal comprador de productos, lo que les ha significado caídas de 5.79 y 5.39 por ciento a sus monedas en lo que va de 2016.

Para Rusia y México, que también están en el top 5 de monedas devaluadas en 2016, la caída en el precio del crudo es el principal factor de presión. El peso ha perdido 5.79 por ciento y el rublo 5.20, en lo que va del año.