Mercados

Peso ‘empuja’ a bolsa y bonos durante octubre

La moneda mexicana registró su primera ganancia en cuatro meses, gracias al desempeño que tuvo Hillary Clinton, pese a escándalo que reabrió el FBI. 
Esteban Rojas
Hillary, su ventaja y el peso.

Hillary, su ventaja y el peso.

Después de un septiembre negativo, los inversionistas extranjeros en México vieron en octubre ganancias en el mercado accionario y de deuda, impulsadas por la recuperación del peso en el mercado internacional.

En el décimo mes del año, el rendimiento en moneda local del Índice de Precios y Cotizaciones fue de 1.62 por ciento, mientras que en dólares ganó 4.01 por ciento. En ambos casos, el rendimiento obtenido en el mercado mexicano fue superior al de las bolsas de países emergentes, de 0.18 por ciento, y al descenso de 2.01 por ciento, observado en países desarrollados.

Incluso, en una muestra de 94 bolsas globales monitoreada por Bloomberg, la bolsa mexicana se ubicó en el lugar 14 entre los mayores rendimientos.

Por otro lado, en el mercado de deuda, la recuperación del peso invirtió el resultado de los títulos soberanos. Medidos en pesos, los bonos del gobierno federal a 10 años cayeron 1.44 por ciento durante el mes, sin embargo, en dólares, tuvieron un repunte de 1.06 por ciento, de acuerdo con información de Bloomberg.

A pesar de verse presionada durante la última semana de octubre, la moneda mexicana cerró el mes con una ganancia frente al dólar de 2.75 por ciento, lo que la ubicó como la moneda más ganadora del mundo, de acuerdo con información de Bloomberg.

Hasta el cierre de operaciones en el mercado internacional, el tipo de cambio se ubicó en 18.86 pesos por dólar, 52 centavos por abajo del 19.38 en el que cerró septiembre.

En la sesión de ayer, el peso volvió a ganar, ahora 0.61 por ciento, a pesar de una caída en los precios del petróleo y un repunte del dólar en el mercado internacional.

REPUNTE DEL PESO, ACOTADO
El resurgimiento de la moneda mexicana se vio favorecido durante casi todo el mes ante una caída de Trump en las preferencias electorales, sin embargo, desde el martes hasta el viernes pasado, la moneda recortó sus ganancias, ante la revelación de las investigaciones del FBI sobre Hillary Clinton.

“El futuro de nuestra moneda estará en manos de las elecciones de Estados Unidos por lo menos hasta el día de la votación y no parece haber ninguna otra cosa que pueda determinar el tipo de cambio”, explicó Patricia Berry, especialista de Intercam Casa de Bolsa. “La volatilidad continuará en aumento y la realidad es que el peso puede alcanzar cualquier nivel, al alza o a la baja, dependiendo de Trump, Hillary, y ahora del FBI”.

A nivel técnico, también hay señales de que el rally sería limitado.
“El promedio móvil de 200 días podría servir como un piso para el tipo de cambio, ya sea que Hillary Clinton o Donald Trump ganen las elecciones”, comentó George Lei, estratega de divisas y columnista de Bloomberg. “La historia sugiere que ese nivel podría limitar las ganancias del peso si hay un rally”.