Mercados

Peso cae frente al dólar, pero le gana al euro tras reacomodo de capitales

En el 2015, la moneda mexicana registra comportamiento mixto frente a otras divisas, tanto en divisas desarrolladas como emergentes.
Esteban Rojas
euro principal divisa europea

euro principal divisa europea

En lo que va de 2015, el peso ha caído 12.1 por ciento frente al dólar debido al reacomodo de capitales a nivel global, sin embargo, las políticas monetarias divergentes en el mundo, entre otros factores, han generado movimientos mixtos de la moneda mexicana frente a otras divisas, tanto desarrolladas como emergentes.

Particularmente, el peso ha resultado beneficiado por la debilidad del euro en el mercado internacional, debido a la lenta recuperación de su economía y ante las expectativas de política monetaria del Banco Central Europeo.

En los últimos tres meses, el peso ha ganado 12.1 por ciento frente al euro. Con este comportamiento, el balance del peso es positivo en el año, al acumular una apreciación de 1.58 por ciento, de acuerdo con información de Bloomberg.

El tipo de cambio del euro con el peso se encuentra cerca de la barrera de las 17.0 unidades, en mínimos no vistos desde mediados de julio.
La debilidad de la moneda común, en caso de extenderse, podría contribuir a moderar el déficit comercial que tiene México con Europa, el cual acumula una cifra de 18 mil 683 millones de dólares de enero a septiembre del presente año.

Otras de las implicaciones favorables podrían ser la de abaratar los costos de los turistas mexicanos a Europa, bajo un contexto en el que los destinos que utilizan el dólar estadounidense registran un encarecimiento.

Desde el punto de vista de los flujos de capitales, una depreciación mayor del euro frente al peso podría encarecer algunos proyectos de inversión.

El yuan entra a escena
Contrario a lo que sucede con el euro, el peso presenta un retroceso de 8.91 por ciento con respecto al yuan en el año.

El comportamiento del peso con la moneda china podría tener efectos más importantes en el ámbito comercial.

El desequilibrio externo con el gigante asiático es el mayor que tiene el país, pues de enero a septiembre el déficit de la balanza comercial México-China alcanzó 47 mil 864 millones de dólares. Esta cifra contrasta con el superávit por 89 mil 340 millones de dólares que se tiene con los Estados Unidos.

Otros avances y retrocesos
Respecto a otras monedas y divisas en el mundo, el peso ha tenido un comportamiento diferenciado.

Las mayores pérdidas del año frente a monedas desarrolladas han sido, además del dólar, con el yen (9.58 %), el Franco Suizo (8.90 %) y la libra esterlina (8.78 %).

Las batallas ganadas se dieron con el dólar canadiense (2.09 %) y el euro (1.58 %).

En cuanto a naciones emergentes, también hay movimientos mixtos.
En el terreno negativo para el peso, se encuentra la depreciación frente a la moneda China (8.91 %) y a la de Corea del Sur (7.43 %).

En contraste, en Latinoamérica, el peso presenta un saldo favorable, al mostrar ganancias con prácticamente las monedas pertenecientes a las economías más importantes de la región: Brasil (20.65 %), Colombia (14.15 %), Chile (4.54 %), Argentina (1.83 %) y Perú (1.03 %).

En el frente menos desarrollado de Europa, el peso presenta avances con las monedas de Turquía (10.15 %), Polonia (1.25 %) y Rusia (0.24 %).