Mercados

Perspectiva de fortaleza para el peso mexicano

Flujos foráneos seguirán como factor de apreciación para la moneda local en los próximos meses, según analistas. Hoy marca su mejor desempeño desde el 18 de diciembre.
Antonio Sandoval
Antonio Sandoval
20 mayo 2014 17:50
[El peso retrocede 0.26 por ciento frente al dólar, respecto al cierre del martes. / Bloomberg / Archivo] 

[El peso retrocede 0.26 por ciento frente al dólar, respecto al cierre del martes. / Bloomberg / Archivo]

CIUDAD DE MÉXICO.--Las expectativas en el mercado de cambios indican que el peso mexicano extenderá la fortaleza que lo ha caracterizado en las dos últimas semanas.

Ayer lunes la cotización interbancaria valor spot se colocó nuevamente en menos de 12.90 pesos por dólar; además, los analistas y operadores consideran un mercado líquido y por lo tanto ofertado, con expectativas hacia niveles de 12.80 pesos en el corto plazo.

Esas mismas expectativas indican que solamente un desajuste de los mercados, o cifras económicas muy malas tanto en México como en Estados Unidos, provocarían un nuevo periodo de debilidad para la moneda mexicana.
Más aún, los niveles de operación siguen elevados: el viernes pasado se volvieron a negociar más de 30 mil millones de dólares en los diferentes plazos y sectores del mercado, lo que significa un punto a favor para la tendencia apreciatoria del peso.

En la subasta de valores gubernamentales de hoy martes, se espera un ajuste moderado a la baja de las tasas primarias, considerando que en el mercado secundario de dinero los réditos nacionales se mueven en la misma dirección.

Preocupan flujos a emergentes
De acuerdo con un reporte liberado este lunes por Bank of America Merrill Lynch, entre 2010 y 2013 los flujos de capital hacia los mercados emergentes (incluyendo la inversión extranjera directa), fueron de 1.1 billones de dólares en promedio, cifra superior en 57.8 por ciento a lo registrado en el periodo 2003-2007, que fue de 697 mil millones de dólares.

Según el mismo reporte, organismos como el FMI están preocupados porque los flujos a los mercados emergentes pueden tener varias consecuencias, entre ellas:

1) Mayor flujo de cartera: Los flujos de cartera a los mercados emergentes subieron mientras el desapalancamiento de la banca global redujo la porción de flujos bancarios transfronterizos en la mezcla financiera.

2) Más bonos que renta variable: los flujos de bonos frente a los de renta variable se han disparado en mercados emergentes, situación que incrementa los riesgos, ya que dichos flujos de bonos son más sensibles a las condiciones globales que los de renta variable.

3) Mayor emisión de deuda externa corporativa: El nivel de deuda corporativa marcó una cifra máxima de 53 mil millones de dólares en abril pasado, deuda ante la cual no hay cobertura natural ni de mercado.

4) Estructura de mercado ampliará movimientos de precios: La volatilidad es un factor de riesgo permanente y global.