Mercados

Operadores en mesas de dinero se ‘extinguen’ en nuevo Wall Street

Los despidos continúan y es poco probable que se detengan en un mercado que mueve 5.3 billones de dólares diarios con los avances tecnológicos que permiten hacerlo.
Redacción .
Llamada por teléfono. (Cuartoscuro)

Llamada por teléfono. (Cuartoscuro)

Charlie Stenger, corredor de cambio convertido en reclutador, ha visto de todo. Un operador despedido lloró en su oficina. Otro admitió no haberle dicho a su esposa que estaba sin trabajo, y salía de su casa todos los días con traje para escabullirse a un café. También están los tipos delirantes, los que explican cuidadosamente por qué no les interesan los empleos donde no se gana bien, como los que acaban de perder.

Stenger, que fue despedido de ICAP en 2013 y ahora trabaja en Sheffield Haworth, dice a los hombres y mujeres que asesora: Acepten la reducción en la remuneración. Ah, y no esperen que suene el teléfono.

“Es época de contracción –no pinta bien”, dijo Stenger. “Las oportunidades escasean”.

El negocio de banca de inversión se deshizo de miles de puestos desde el fin de la crisis financiera, y la reestructuración ha sido dura para las mesas de cambio en numerosos bancos, incluidos Morgan Stanley, Barclays y Société Générale.

El movimiento del eje laboral a nivel de todo el sector coincidió con un cambio hacia la automatización, que redujo las necesidades de personal y dio lugar a una nueva, y pequeña, generación de operadores cuantitativos cuyas decisiones se basan en modelos matemáticos. En 2014, había 2 mil 300 personas trabajando en empleos administrativos en el mercado de divisas en los bancos más grandes del mundo, una disminución de 23 por ciento respecto de siete años antes, según Coalition Development, una firma especializada en analítica.

Los despidos continuaron y es poco probable que se detengan en un mercado que mueve 5.3 billones de dólares diarios. Los ingresos de las divisiones cambiarias no repuntaron después de caer hasta 6 mil 500 millones en 2014, casi un 45 por ciento menos que en 2009, muestran datos de Coalition. Las operaciones cambiarias en el Reino Unido y Gran Bretaña se contrajeron más de un 20 por ciento en octubre respecto de un año antes, según los bancos centrales de esas regiones. Londres es el mayor centro de operaciones cambiarias.

“Es necesario un recorte del sector”, dijo Keith Underwood, consultor cambiario que terminó su carrera comercial luego de 25 años, habiendo pasado por Lloyds Banking Group, en 2014. De todas maneras, no es fácil “para quienes han estado en un mercado durante muchos, muchos años, ver que fueron reemplazados por un algoritmo”.

Los humanos deben enfrentar a adversarios formidables en todo el sector. Tomemos, por ejemplo, a Virtu Financial. Desplegando una tecnología sofisticada en esta área de actividad, las computadoras de la compañía pueden negociar más de 11 mil títulos y otros productos en más de 225 plataformas bursátiles en 35 países. Dado que la automatización está profundamente arraigada a su actividad, el año pasado tenía sólo 150 empleados –que generaban más de 5 millones de dólares por trabajador.

Desde su oficina en Sheffield Haworth en Chicago, Stenger reparte consejos a amigos que todavía están en ventas de moneda extranjera y mesas de cambio. Primero, prepárense para ser despedidos. Cuando busquen trabajo, piensen que deberán aceptar una reducción de 25 por ciento en su remuneración. “La cotización de una persona baja cuando pierde su empleo. Así son las cosas, y ya está”, dijo Stenger, cuyos clientes ganan normalmente salarios anuales que oscilan entre 250 mil y un millón de dólares.