Mercados

Mario Draghi soprende
y asesta golpe al euro

El euro perdió el respaldo del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, el mismo que lo catapultó al umbral de 1.40 unidades por dólar.
Efraín Hilario
Efraín Mariano
14 marzo 2014 5:20
[Bloomberg]Chipre será el cuarto país de la zona euro, después de Grecia, Irlanda y Portugal, que reciba un rescate soberano. 

[Bloomberg]Chipre será el cuarto país de la zona euro, después de Grecia, Irlanda y Portugal, que reciba un rescate soberano.

CIUDAD DE MÉXICO.- Después de que el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, enfatizara que están listos para tomar medidas adicionales para proteger a la economía de la zona euro de una posible deflación, la reciente fortaleza de la moneda única europea juega un papel importante en los precios.

Estamos monitoreando la reciente apreciación del euro para evitar riesgos deflacionarios”, asestó Draghi en un discurso vespertino.

La moneda única europea se acercó durante la sesión del jueves al umbral de 1.40 dólares por primera ocasión en casi dos años y medio, en gran medida respaldado por las declaraciones matutinas de Draghi, en el sentido de que harían lo necesario para fortalecer a la economía de la zona euro, incluyendo al euro.

Sin embargo, la prolongada baja tasa de inflación y la reciente fortaleza del euro, llevaron a Draghi a cambiar su postura solo unas horas después.

"El BCE analiza medidas no convencionales de política monetaria adicionales, para protegernos de esa contingencia y por eso está listo para tomar más acciones determinantes si se necesita", sorprendió Draghi.

Tras las palabras el euro descendió 0.3 por ciento a 1.3868 unidades por dólar, luego de alcanzar un máximo intradía de 1.3967, su mayor cotización desde octubre de 2011, justo cuando perforó el umbral de 1.40 dólares.

“El BCE está reaccionando en parte a la tendencia alcista del euro”, valoró Sebastien Galy, estratega senior de monedas de Societe Generale SA.

El FMI ha sugerido que la entidad disminuya las tasas de interés e inyecte más liquidez en el sistema bancario, o inicie compras de activos públicos y privados.