Mercados

La tormenta cambiaria pasará; prevén un mejor segundo semestre

Con el tipo de cambio prácticamente en máximo histórico,
la expectativa apunta a un cierre de año sobre 14.5 pesos, debido principalmente a factores externos.
Esteban Rojas
Esteban Rojas
09 marzo 2015 5:0
ME. ¿La venganza del peso?

ME. ¿La venganza del peso?

CIUDAD DE MÉXICO.- Los especialistas del sector privado se muestran optimistas de que, una vez pasado los momentos más álgidos de la sacudida que provoca un dólar fuerte sobre prácticamente todas las divisas y monedas en el mundo, el peso puede recuperar parte del terreno perdido durante el segundo semestre del año.

De acuerdo con la más reciente encuesta levantada por el Banco de México entre especialistas del sector privado, se estima que el tipo de cambio del peso con el dólar cerraría el presente año en 14.54 pesos.

Mientras tanto, el economista en jefe para México del Banco Itaú, Jesús Garza, dice que la paridad peso dólar puede quedar al cierre de 2015 en 14 unidades, muy por debajo del precio de 15.48 de cierre del pasado viernes.

Asimismo, instituciones financieras como JP Morgan proyectan un tipo de cambio para finales del próximo diciembre en 14.20 pesos.

Las monedas del mundo bajo presión
Las monedas de todo el planeta están sujetas a la más fuerte tormenta cambiaria registrada desde la crisis subprime; prácticamente todas las divisas emergentes e industrializadas se han depreciado frente al dólar.

El viernes la moneda mexicana rebasó los 15.50 pesos por dólar en el mercado interbancario, en operaciones de ventanilla se colocó en 15.80 pesos.

La debilidad del peso originó que por primera vez en el año, el viernes se activara la subasta de dólares por parte del banco central, con un monto de 200 millones a un precio promedio asignado de 15.4102 pesos.

Sin embargo, los 200 millones de dólares representan una mínima parte de los 30 mil millones que se negocian en promedio diario en el mercado de cambios nacional.

El peso se recuperará

Para Jesús Garza, economista del Banco Itaú, es probable esperar una recuperación del peso a partir de la segunda mitad del año, apoyada la esperada recuperación de los precios del petróleo y la entrada de inversión extranjera directa para aprovechar las oportunidades que se derivan de reformas como la energética y de telecomunicaciones.

De acuerdo con el especialista, la competitividad del sector exportador mexicano puede depender cada vez más de un peso débil, debe adquirir mayor relevancia la productividad generada por la instrumentación de las reformas estructurales.

El ajuste provocado por el proceso de normalización de la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos no solamente recae sobre el tipo de cambio, sino también se refleja con una sensible alza en las tasas de interés.

Previsible aumento en tasas
Una de las formas de cotrarrestar la volatilidad cambiaria y estar a tono con la normalización monetaria de la Fed es aumentar la tasa de interés, tendencia que de hecho ya empezó a notarse en el mercado secundario mexicano.

Para el economista en jefe de del Banco Itaú, Jesus Garza, el Banco de México puede anunciar un incremento de su tasa de referencia de 25 puntos base a mediados de este año y otro de igual magnitud en octubre, para cerrar el año en 3.50 por ciento.

Los próximos meses todavía pueden ser de elevada volatilidad en los mercados cambiarios, dependiendo de los ajustes en las políticas monetarias de los principales bancos centrales, con el predominio de lo que haga la Reserva Federal de Estados Unidos.