Mercados

Júbilo en mercados
por PIB de EU; peso y petróleo se catapultan

Luego de los días turbulentos, ayer jueves los indicadores financieros estallaron en júbilo. La volatilidad no ha terminado; de hecho, los expertos consideran que podría haber nuevos episodios en los siguientes meses.
Esteban Rojas
dólar (Bloomberg/Archivo)

dólar (Bloomberg/Archivo)

El optimismo se desbordó a tal grado que los precios internacionales del petróleo se dispararon más de 10 por ciento, el peso tuvo su mayor ganancia en más de 3 años y las bolsas ligaron dos sesiones con alzas significativas demostrando que están en plena recuperación.

Los mercados esperaban un factor que les regresara el impulso perdido en días anteriores, que fueron de pesadilla.

PIB demuestra el sólido crecimiento de EU
El detonador del júbilo fue la cifra revisada del PIB de Estados Unidos para el segundo trimestre del año, que pasó de un previo de 2.3 por ciento a 3.7 por ciento, superando incluso las expectativas que apuntaban a un crecimiento de 3.2 por ciento.

El dato del PIB podría ser el catalizador para un incremento de tasas de interés en septiembre; sin embargo, los mensajes de varias personalidades miembros de la Fed hicieron ver a los mercados que el incremento tiene pocas posibilidades de que se decrete en ese mes; ayer jueves Esther George, presidenta de la Fed de Kansas City, dijo que la Fed debería esperar a ver el impacto de las turbulencias financieras generadas por China, antes de decidirse a subir sus tasas de interés.

Ésta declaración se añade a la que hiciera un día antes William Dudley de la Fed de Nueva York, más o menos en el mismo sentido, con lo que se esterilizó la expectativa de alza en tasas en septiembre.

Otro punto de inflexión fue el recorte de tasas del banco central de China, que fuera decretado el martes pasado y cuyos efectos serán de largo plazo.

El nivel del PIB habla de que la economía de Estados Unidos está en plena recuperación, con crecimiento sólido; este dato en momentos en que China se desacelera y la Eurozona crece tímidamente mientras Latinoamérica también se desacelera, llenó de optimismo a los inversionistas.

Peso y petróleo, su mayor alza en 3 años.
El dólar spot cerró este jueves en 16.8360 unidades a la venta, de acuerdo con cifras publicadas por el Banco de México; la divisa mexicana ganó 32.45 centavos, equivalente a 1.89 por ciento, fue el mejor comportamiento para la moneda nacional desde el 29 de junio de 2012.

En operaciones de ventanilla o de menudeo, el dólar se vendió al cierre en un promedio de 17.20 pesos, 30 centavos abajo del cierre de la sesión previa.

El dólar retrocedió un día después de haber registrado su máximo histórico número 20 del año.

La acelerada caída de los precios internacionales del petróleo también se detuvo por el optimismo global, el ajuste permitió que en el caso del petróleo texano se registrara la mayor ganancia en 3 años, al repuntar 10.26 por ciento y recuperar en un sólo día los 40 dólares por barril; al cierre avanzó 3.96 dólares y quedó en 42.56 dólares por barril.

La mezcla mexicana se sumó a la euforia, tuvo su segundo mayor avance porcentual del año al ganar 8.61 por ciento y cotizar en 36.96 dólares por barril.

Dow Jones gana en 2 días 6.30%; bolsa de China sube con fuerza

Ayer jueves prosiguió la escalada alcista de un día antes en los precios de las acciones, el movimiento representa un cambio drástico comparado con los fuertes desplomes de la semana pasada y que todavía se dieron el lunes inclusive de esta semana.

Los participantes han pasado del temor y el desánimo, a la confianza y el optimismo. En el caso de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) la recuperación acumuló ya 3 días, en los cuales el incremento es de 4.66 por ciento, lo que recorta las pérdidas tras una contracción de 8.49 por ciento en 10 jornadas.

En Wall Street las reacciones también han sido contundentes, por ejemplo, el índice S&P 500 en 2 días ha repuntado 6.43 por ciento, luego de que en 6 sesiones acumulaba un derrumbe de 11.2 por ciento en 6 días, incluso hacen olvidar los derrumbes sufridos en Nueva York durante el llamado lunes negro, y las pérdidas que se dieron todavía el martes en la Gran Manzana.

Ya para el miércoles los inversionistas salieron de compras en Wall Street, propiciando que ese día las bolsas tuvieron su mayor repunte de un sólo día en 4 años, ayer jueves continuó el entusiasmo.

Además, todavía influyeron en el buen ánimo de los mercados las posturas dovish del presidente de la Fed de Nueva York, William Dudley, expresada el miércoles, y de la presidenta de la Fed de Kansas City, Esther George, comunicada ayer.

En la NYSE, el índice Dow Jones cerró la jornada con un incremento de 2.27 por ciento a 16 mil 654.77 puntos, mientras que el promedio S&P 500 reportó un avance de 2.43 por ciento a mil 987.66 enteros. En el mercado Nasdaq el aumento fue de 2.45 por ciento a 4 mil 812.71 unidades.

El Índice Industrial Dow Jones acumula en dos sesiones un beneficio de 988.33 puntos, que son equivalentes a 6.30 por ciento; un día después de registrar su mayor repunte en 4 años.

La ola de ganancias registradas ayer inició en Asia, en donde la bolsa de China repuntó 5.34 por ciento, se extendió pr toda Europa y desembarcó en América, con los saldos ya señalados.

En conclusión, de acuerdo con los sorpresivos números del PIB, las bolsas repuntaron, al igual que lo hizo el dólar ante otras divisas internacionales, los precios de los commodities, y los rendimientos de los bonos del Tesoro.