Mercados

Japón suma tensión a mercados financieros

El débil desempeño de la actividad económica en Japón puede generar presiones bajistas adicionales sobre los precios de los commodities, acciones y monedas, particularmente de las pertenecientes a naciones emergentes.
Esteban Rojas
Esteban Rojas
22 octubre 2015 5:0
 [Bloomberg] El banco central japonés tiene previsto realizar 5 compras que totalizarán 6.2 billones de yenes en abril.  

[Bloomberg] El banco central japonés tiene previsto realizar 5 compras que totalizarán 6.2 billones de yenes en abril.

Se nubla el panorama económico

El fantasma de la recesión toca a la puerta del tercer motor de la economía mundial, lo que se suma a las preocupaciones por el ciclo de baja en la actividad en China y la pérdida de fuerza en la recuperación observada en los Estados Unidos.

Cifras económicas débiles reportadas en el comercio exterior de Japón prendieron los focos rojos sobre la pérdida de dinamismo en su economía e hicieron crecer el riesgo de una recaída que la podría llevar a una nueva recesión económica.

En Japón se reportó un desplome de 11.1 por ciento en sus importaciones correspondientes al pasado septiembre, las menores desde marzo de este año. Las compras al exterior vienen con una preocupante tendencia de baja desde octubre del 2014, cuando crecían a una tasa anual de 26.3 por ciento.

La baja en las compras del exterior puede ser una señal de una pérdida de fuerza en la recuperación de su mercado interno, aunque también se debe a menores precios como de los derivados del petróleo.

Las exportaciones japonesas aumentaron un anémico 0.6 por ciento en el noveno mes del año, al menor ritmo desde agosto del 2014, situación que indica un baja demanda global.

Cabe recordar que el Producto Interno Bruto (PIB) de Japón había registrado en el segundo trimestre del año un crecimiento de 0.8 por ciento, dejando atrás cuatro trimestres consecutivos reportando variaciones negativas.

Ahora, el riesgo radica en que la economía nipona vuelva a tener una recaída y entrar de nueva cuenta a una recesión.

El triángulo económico de las Bermudas

La debilidad económica, en la tercera economía del mundo se viene a sumar a una caída por debajo de la barrera del 7.0 por ciento en el PIB de China reportado en el tercer trimestre del año.

De acuerdo con cifras publicadas por el Fondo Monetario Internacional el gigante asiático puede experimentar un aumento en su crecimiento económico de 6.8 en el presente año, el cual podría bajar a 6.3 por ciento en el 2016.

En la próxima semana, la volatilidad en los mercados puede acentuarse en dado caso de que se cumpla la expectativa, contemplada en una encuesta de Bloomberg, de que la actividad económica norteamericana en el tercer trimestre pueda haber caído a 1.7 por ciento, desde el 3.9 reportado en el segundo trimestre.

Los efectos de la debilidad económica se podrían ver suavizados en caso de que los bancos centrales de Japón y China puedan anunciar pronto medias adiciones de estímulos monetarios y fiscales.

La delicada situación internacional puede seguir influyendo para que la Reserva Federal de los estados Unidos pueda postergar el inicio de un ciclo de alza en su tasa de referencia hasta el próximo año.