Mercados

Genera cautela reporte de EU sobre el yuan

La situación que guardan tanto Estados Unidos como México con China puede ser un factor que contribuya a acercar las políticas comerciales entre ambas naciones.
Esteban Rojas
yuan

(Bloomberg)

El Reporte de Políticas Cambiarias que emitirá el Departamento del Tesoro de Estados Unidos a mediados de este mes es un factor de riesgo para el mercado cambiario en el corto plazo, aseguran analistas.

El foco de atención sobre dicho informe será la definición que haga el gobierno de Estados Unidos sobre la moneda china, pues existe la posibilidad de que la nueva administración norteamericana declare al gigante asiático como “manipulador de divisas”, como lo advirtió Trump durante su campaña.

Según la metodología del reporte, un país debería cumplir tres condiciones para que sea incluido en el reporte. El primero es que tenga un alto superávit comercial con Estados Unidos; el segundo es que tenga un superávit en cuenta corriente superior al tres por ciento del PIB, y el tercero es que el gobierno compre activos extranjeros para debilitar a la moneda. Hasta ahora, China sólo cumple con el primer requisito.

"Será difícil encontrar un criterio creíble que atrape a China en la red", declaró recientemente a Reuters David Dollar, un ex enlace económico del Tesoro de Estados Unidos con China, quien ahora es un miembro senior de la Brookings Institution, con sede en Washington.
Por ahora, no hay ningún país que esté incluido en la lista de manipuladores, sin embargo, China, Japón, Corea, Taiwán, Alemania y Suiza pertenecen a una grupo en observación.

La existencia de abultados desequilibrios comerciales en Estados Unidos y México con China, es un factor que presiona para una realineación de dólar y el peso mexicano con relación al yuan, como una forma de contribuir a su corrección.

La moneda china se encuentra actualmente en un ciclo de revaluación que lo ha llevado a ganar 16.66 por ciento desde mediados del 2005 a la fecha. A pesar de esta corrección todavía ha sido insuficiente para diluir la macro devaluación que experimentó desde principios de la década de los ochentas hasta los primeros meses de 1994, que la llevaron a perder 437.27 por ciento frente al dólar.

Estados Unidos y México tienen sus mayores desequilibrios comerciales con el gigante asiático. El primer país con un monto acumulado de 347 mil millones de dólares en 2016 y, el segundo, por 64 mil 113 millones. Dicha tendencia se mantiene durante los primeros meses del presente año.

Para México, la principal sangría de divisas por el lado de su comercio exterior está determinado por sus relaciones con china, algo que contribuye a mantener presión sobre la moneda mexicana.
Los temas comerciales y del tipo de cambio son algunos de los aspectos clave a tratar en la cumbre entre Donald Trump y su homólogo chino Xi Jinping. Las pláticas entre ambos mandatarios están programadas para terminar hoy.

La situación que guardan tanto Estados Unidos como México con China puede ser un factor que contribuya a acercar las políticas comerciales entre ambas naciones.

De ser así, en la próxima renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) podría tratarse la posibilidad de incluir que las exportaciones de las naciones que lo componen pueda incluir un contenido regional mayor, lo cual representaría un dique al comercio con China.

Dirección de la estrategia comercial de EU

El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha sido un duro crítico de los tratados comerciales vigentes, que le llevaron en semanas anteriores a firmar dos órdenes ejecutivas con relación a este tema y que apuntan en la dirección en se encamina su estrategia, con nacione como China.

En el primer decreto presidencial, Trump encargó al Departamento de Comercio y a la Oficina del Representante de Comercio un análisis «país por país, producto a producto» para entender las causas de ese déficit para después tomar decisiones al respecto. El plazo para presentar las conclusiones es de 90 días, lo que coincide con el inicio de las negociaciones con referencia al TLCAN.

La segunda orden está orientada a combatir las prácticas de «dumping» o de competencia desleal con otros mercados, para lo que dará mayores poderes a agencias gubernamentales para aplicar multas en este campo.

El endurecimiento de la política comercial de Estados Unidos constituye el contexto de la la visita del presidente chino, Xi Jinping. Esta visita probablemente es la mayor importancia, hasta ahora, para la política comercial del principal socio comercial de México.

A mediados de este mes, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos dará a conocer un informe sobre divisas, en donde se evaluara aquellas que han sido utilizadas para mejorar la posición comercial frente a Estados Unidos.