Mercados

El tipo de cambio, variable de ajuste
contra turbulencias

La incertidumbre sobre el inicio de alza de tasas de la Fed y una débil China, son los principales factores desfavorables que enfrenta el Banco de México.
Esteban Rojas
Dólar. (Bloomberg)

Dólar. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- La decisión del Banco de México de mantener su tasa objetivo fortalece la señal de que el tipo de cambio continuará siendo la principal variable que permita enfrentar periodos de turbulencia generados en el exterior.

El dólar interbancario cerró el lunes en 16.715 unidades a la venta, de acuerdo con cifras publicadas por Banxico. En el día, el peso retrocedió 13.10 centavos, equivalente a 0.79 por ciento.

En operaciones al menudeo o de ventanilla, el dólar se vendió en promedio en alrededor de 17.02 pesos, aunque después del cierre oficial se cotizó por debajo de la barrera psicológica de las 17 unidades.

La moneda mexicana acumuló una caída de 1.37 por ciento en dos sesiones consecutivas, con lo que prácticamente borró las ganancias obtenidas el pasado jueves, cuando la Reserva Federal de Estados Unidos dejó sin cambio su tasa de referencia dentro del rango de 0.0 a 0.25 por ciento.

Otras de las señales que envió el instituto central, al mantener su política monetaria inalterada, es su deseo de que en el mercado se conserven, en la medida de lo posible, las actuales tasas de interés.

Para el Banco de México, dentro de las amenazas que se pueden distinguir en el frente externo se encuentra la incertidumbre de cuándo la Fed podría iniciar un ciclo de alza en el rendimiento de los fondos federales, la delicada situación en China y el débil comportamiento en los precios del petróleo, entre los más destacados o visibles.

Bajo este escenario, el margen de maniobra para que el tipo de cambio pueda seguir siendo la variable de ajuste por excelencia al parecer es amplio, debido al favorable comportamiento de la inflación.

Al pasado agosto, la tasa de crecimiento anual de los precios al consumidor fue de 2.59 por ciento, lo que constituye un mínimo histórico. En tanto que las expectativas de inflación para el mediano y largo plazos continúan ancladas.

De acuerdo al instituto central, el traspaso del alza del dólar se ha dado de manera limitada a la formación general de precios, observándose sobre en algunos bienes de consumo durables.

A pesar de los altibajos observados en las últimas semanas, el tipo de cambio ha respetado en la parte alta 17.18 unidades a la venta y en la baja 16.40 pesos, en el mercado de mayoreo.