Mercados

El rally del dólar podría regresar por estas razones

El rally del dólar podría regresar por estas razones
La moneda norteamericana podría seguir apreciándose en los siguientes meses, debido, irónicamente, a las expectativas sobre las políticas expansionistas de la nueva administración.
Clara Zepeda
Clara Zepeda
09 febrero 2017 9:5
dólar

(Bloomberg)

Uno de los factores fundamentales detrás del fortalecimiento de las monedas en el mundo, incluyendo al peso, ha sido el debilitamiento del dólar a nivel internacional.

El índice del tipo de cambio del dólar con respecto a las divisas de sus principales socios comerciales (DXY) se ha depreciado alrededor de 3.6 por ciento en lo que va del año.

Pero, la expectativa de mayor crecimiento en Estados Unidos en el 2017; alza en las tasas de la Reserva Federal (Fed); una política fiscal expansionista en EU; repatriación de utilidades y reforma fiscal, podrían reactivar el rally alcista del dólar a nivel internacional.

La primera razón es relacionada al crecimiento económico; aunque el dato del cuarto trimestre de 2016 resultó por debajo del consenso, la expectativa hacia delante es positiva y el consenso de los analistas proyecta que el crecimiento del PIB de Estados Unidos se acelerará de 1.6 por ciento en el 2016 a 2.3 por ciento en el 2017.


“La expectativa de Santander es que la economía de Estados Unidos crezca 2.6 por ciento en el 2017”, reveló Arturo Espinosa, estratega de Renta Variable de dicha entidad financiera.

La segunda razón tiene que ver con la política monetaria de la Reserva Federal (Fed), ya que es el banco central más importante de las economías industrializadas, que estaría subiendo tasas este año, de hacerlo, dos o tres veces este año, como se planea, continuará aumentando el atractivo de los activos denominados en dólares.

Tercera razón, una política fiscal expansionista. De acuerdo con Felix Boni, director general de Análisis de HR Ratings, la política fiscal que propone la administración del nuevo presidente de los Estados Unidos podría estimular fuertemente el consumo en dicho país.

Y es que Donald Trump planea implementar un importante programa de estímulo fiscal que contempla significativos recortes de impuestos y una expansión de la inversión en infraestructura.

Dicha política debería tener un impacto positivo sobre la actividad económica y también podría contribuir a aumentar las presiones inflacionarias. Ambos factores podrían hacer que la Fed acelere el ritmo de alza de tasas.

Una cuarta razón es la repatriación de utilidades. Según un análisis de BofA Merrill Lynch Global Research, Trump ha promovido un impuesto único de 10 por ciento sobre los 2.5 billones de dólares en efectivo de las empresas de Estados Unidos actualmente en el extranjero. Se espera que esta iniciativa fondee, en parte, el significativo plan de infraestructura de Trump, beneficiando primordialmente a las compañías cementeras y de agregados, y en menor medida a las compañías de cobre y acero.

Dentro de la quinta razón, Espinosa, aseveró, que la reforma fiscal propuesta por el nuevo gobierno puede ser un elemento adicional que genere presión sobre el peso. Se está planteando la sustitución del “Corporate Income Tax” con un impuesto al flujo de efectivo.

"Se estima que el régimen fiscal propuesto podría traducirse en una significativa apreciación adicional del dólar a nivel global y, en consecuencia en un debilitamiento de las monedas de mercados emergentes en general y del peso en particular", afirmó Arturo Espinosa.