Mercados

El peso reacciona a la baja; dólar toca $17.71

Los países productores de petróleo fueron los que más resintieron en sus divisas el no acuerdo que no se alcanzó en Doha. México, Rusia y Noruega, entre los más golpeados en la jornada.
Abraham González
[Durante las primeras operaciones, el peso descendió a su nivel más débil ante el dólar desde el 6 de septiembre. / Arturo Monroy / Archivo] 

[Durante las primeras operaciones, el peso descendió a su nivel más débil ante el dólar desde el 6 de septiembre. / Arturo Monroy / Archivo]

Luego de darse a conocer el resultado de la reunión petrolera en Doha, la moneda mexicana volvió a presionarse en el mercado internacional, por lo que el tipo de cambio frente al dólar subió anoche 0.92 por ciento, para ubicarse en 17.71 pesos por dólar, de acuerdo con información de Bloomberg.

Con este movimiento, el tipo de cambio ligó tres días al alza, desde un nivel de 17.43 alcanzado la semana pasada.

En lo que va de 2016, la paridad del peso frente al dólar ha registrado altibajos ante una creciente correlación inversa con los precios del petróleo. En este año, el coeficiente de correlación entre el WTI y el tipo de cambio se ubica en -0.86.

La variación de la moneda mexicana registrada ayer resultó en la misma tendencia que el de otras monedas de países productores de petróleo.
El rublo ruso mostró una caída de depreciación de hasta 0.95 por ciento tras la reunión petrolera, mientras que el rand sudafricano perdía 0.96 por ciento.

Hasta el viernes, el peso era la segunda moneda emergente más castigada del año, sólo antecedida por el peso argentino, al mostrar un descenso de 2.86 por ciento, el cual fue ampliado en la sesión de ayer.
Por el contrario, la divisa con una mayor recuperación del año ha sido el real brasileño, con una apreciación de 12.24 por ciento, seguido del rublo ruso, con 10.32 por ciento.

De acuerdo con analistas, el peso es una de las monedas más sensibles a cambios o noticias negativas sobre países emergentes, debido a la liquidez y profundidad de la moneda mexicana en el mercado internacional.